¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

Úlceras de presión, 5 consejos para decir adiós a estas lesiones de la piel

4 de cada 10 adultos mayores las han padecido

La úlcera de presión, un tipo de lesión en la piel, afecta de manera constante a las personas adultas mayores. Hasta 4 de cada 10 adultos las han padecido y 50% de quienes han estado en cama durante largos periodos, también, de acuerdo con el Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud (Cenetec).

Te puede interesar: 5 consejos para mantener tu piel hidratada y fresca

Causas de las úlceras

Existen diversas razones por las que este tipo de lesiones en la piel se desarrollan, entre las cuales se hallan las siguientes:

Noticias relacionadas
  • Estancia prolongada en cama o en sillones
  • Falta de movilidad adecuada
  • Exceso de humedad a causa de incontinencia urinaria o fecal
  • Bajo nivel de percepción de las lesiones por demencias o problemas cognitivos
  • Alteraciones de la circulación
  • Piel deshidrata, sucia o en mal estado
  • Delgadez extrema 
  • Obesidad

De acuerdo con la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, las úlceras de presión son una situación que pueden generar lesiones que incluso llegan al músculo y, por tanto, postran a la persona por más tiempo. Aunado a lo anterior, las úlceras suelen infectarse e incluso conllevan pérdida de la movilidad y dolor severo.

Ante ello, es esencial que el adulto mayor con poca movilidad permanezca bajo vigilancia de un familiar o cuidador a fin de evitar que esté mucho tiempo en una sola posición, pues es común que la persona no sienta la ulceración porque está medicada —un número importante de fármacos disminuyen el dolor—.

5 consejos para evitarlas

Por enfermedad, accidente o cirugía, los adultos mayores pueden requerir completo reposo; para evitar el desarrollo de úlceras de presión, es importante que sigas estas recomendaciones, las cuales también puedes aplicar para otros pacientes sin importar su edad. 

  1. Baña e hidratar al paciente. El agua y las cremas ayudan a mantener la piel sana y, por tanto, evitan el riesgo de lesiones. Recuerda que existen jabones que no resecan la piel y esos son los mejores para limpiar las pieles maduras.
  2. Fomenta la circulación de la sangre en la piel. Realiza unos masajes constantemente para que la circulación sea adecuada. No obstante, evita friccionar o brindar el masaje de forma ruda —debe ser muy suave y cordial—.
  3. Evita que las camas tengan bordes irregulares. Estira bien las sábanas y que tu paciente utilice una pijama de algodón que no esté muy abultada, pues puede generar puntos de presión. 
  4. Utiliza protectores adecuados. Si la persona adulta mayor tiene incontinencia fecal o urinaria, debes siempre utilizar protectores adecuados que absorban los desechos y también es importante que los cambies en forma constante. 
  5. Cambialo de posición. Es importante que le ayudes a cambiar de postura de vez en cuando. Con almohadas y cojines, incluso lo puede sentar (en caso que se pueda), ponerlo de lado y ayudarle a evitar la presión en puntos clave de su cuerpo.

Es esencial que te acerques a tu médico para que te brinde una asesoría completa en torno de cómo evitar estas lesiones, y te indique los mejores tratamientos y productos para mantener la piel sin úlceras por contacto.

Back to top button