¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Paladar

Taquitos de zanahoria y requesón, platillo que agradecerán tus huesos

Este platillo con zanahoria y requesón es fácil de preparar y delicioso para toda la familia

Las zanahorias son un extraordinario alimento, pero acompañadas con requesón son aún más deliciosas y nutritivas. Si no sabes qué cocinar hoy, te compartimos una receta en verdad sencilla, económica y repleta de vitaminas y minerales.

Si no quieres complicarte y economizar tiempo, te presentamos una receta sencilla con un gran sabor y, además, especialmente nutritiva. Conoce los ingredientes.

También te puede interesar: Pan campesino y queso, receta facilísima, ¿sin tiempo para cocinar?

Noticias relacionadas

Ingredientes de tus taquitos

  • Medio cubo de caldo de vegetales o de pollo
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1/4 de cebolla finamente picada
  • 1 diente de ajo finamente picado
  • 4 zanahorias ralladas
  • 10 hojas de epazote fresco
  • 8 cucharadas de requesón
  • 8 tortillas de maíz o de nopal
  • 1 taza de lechuga fileteada
  • 4 cucharaditas de queso fresco
  • 1 taza de salsa verde
  • 1 jitomate

Te puede interesar: Gelatina de 3 chocolates, una delicia para este fin de semana

La preparación (menos de 30 minutos)

En un sartén, saltea la cebolla y el ajo por dos minutos, agrega la zanahoria y el epazote y sazona con el medio cubo de caldo de vegetales o de pollo. Cocínalos todos por tres minutos o hasta que la zanahoria esté suave.

Deja enfriar y cuando esté listo, combina con el requesón toda la mezcla anterior. Rocía las tortillas con un poco de aceite y caliéntalas, para luego rellenarlas con la mezcla para formar los taquitos. Dóralos ligeramente en el mismo sartén que calentaste las tortillas.

Acompaña con lechuga, queso y jitomate picado, añade la salsa verde a tu gusto. Acompaña tu platillo con arroz rojo o blanco.

Recuerda que este derivado del queso es rico en calcio, potasio, fósforo, vitamina A y complejo B, sustancias que ayudan a fortalecer los huesos, reducir el riesgo de desarrollar cálculos renales y disminuir las concentraciones de azúcar o glucosa en la sangre.

Por su parte, las zanahorias reducen el apetito, mejoran la circulación, aportan una cantidad generosa de vitaminas, ayudan a tu digestión y fortalecen tu cabello y uñas. No las comas en exceso y muy cocidas, porque pueden generar incremento de tu peso corporal.

Back to top button