¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

Reemplazo hormonal bioidéntico: cuando las glándulas se detienen

Si tus ovarios han dejado de producir sus hormonas, se las puedes proveer de forma externa con un reemplazo hormonal

“Cuando las mujeres llegaron al término de su vida fértil, a veces requieren de la suplementación hormonal para tratar síntomas como la descalcificación de huesos, la alteración de funciones cardíaca, cerebral o metabólica, entre otras”, explica el ginecólogo Jesús Estuardo Luján Irastorza.

Cuando un órgano cesa prematuramente su función, se requiere suplementar con fuentes externas para que el cuerpo no se vea tan afectado. Por ejemplo, si la tiroides deja de funcionar, hay que suplementar con hormona tiroidea. Lo mismo ocurre con el ovario.

También te puede interesar: Premenopausia, un periodo para amistarte con tu cuerpo

¿Qué es el reemplazo hormonal bioidéntico?

El término “reemplazo hormonal” se refiere a la acción de proveer hormonas que alguna glándula, como el ovario, dejó de producir prematuramente (se le conoce como falla ovárica prematura) o bien porque se removieron quirúrgicamente los ovarios, en ese caso.

También se le conoce como terapia de reemplazo hormonal, aunque el término correcto es suplementación hormonal

Te puede interesar: Sexo en adultos mayores: 3 consejos para hablar con tu médico

Camote, una hormona bioidéntica

La Sociedad Endócrina Mexicana define a las hormonas bioidénticas como aquellos compuestos que tienen exactamente la misma estructura química y molecular que las hormonas que produce nuestro cuerpo de manera natural. El origen particular de las más conocidas son las plantas, específicamente el camote, indica Luján Irastorza.

El uso ideal de las hormonas bioidénticas es en pacientes con síntomas de climaterio:

  1. Bochornos
  2. Mareos
  3. Insomnio
  4. Disminución de apetito sexual
  5. Sensación de sequedad vaginal
  6. Metabolismo lento

“También es para aquellas mujeres que aunque no tengan síntomas, se documente la alteración en función o lesión orgánica (osteopenia, osteoporosis, dislipidemias, infarto, hipertensión e incontinencia urinaria, entre otras) que depende de un adecuado nivel circulante de hormonas”, precisa el experto.

Te puede interesar: Esclerosis múltiple: cuando pierdes el equilibro

¿Para quiénes no se recomienda ?

Las mujeres que no tengan síntomas o signos de repercusión en la baja producción de hormonas no requieren suplementación, tampoco en quienes tengan antecedente o diagnóstico de cáncer estimulado por hormonas, como los de mama y endometrio.

Recuerda que la evaluación médica de los signos y síntomas de cada paciente determinarán la mejor vía de administración y el tipo de la hormona bioidéntica que necesitas.

Back to top button