¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

¿Qué hace el sodio en el cuerpo?

Sobrepasar la ingesta diaria de sal recomendada por la OMS también incrementa la posibilidad de presentar cáncer gástrico o colorrectal

¿Sabes qué es el sodio? Es un metal alcalino blando, untuoso, de color plateado, muy abundante en la naturaleza, por ejemplo en la sal marina y el mineral halita. Por ello, exceder el consumo de sal en la dieta diaria, es un factor de riesgo para desarrollar hipertensión arterial, problemas en el corazón como insuficiencia cardiaca e infartos, accidente cerebrovascular (hemorragia), daño en riñones que lleva a insuficiencia renal e incluso la posibilidad de presentar cáncer gástrico o colorrectal, entre otros, indica el Instituto Mexicano del Seguro Social.

También te puede interesar: Un mundo nos vigila: llegan “Extraterrestres” y aterrizan en Spotify

¿Qué le pasa a tu cuerpo con el sodio?

Si bien la sal es vital para el correcto funcionamiento del organismo; consumirla en las cantidades recomendadas permite una adecuada función de los músculos y del corazón; ayuda al cerebro a controlar los impulsos nerviosos; regula los fluidos extracelulares del cuerpo (las células necesitan agua para trabajar) y también mantiene el PH de la sangre en un balance entre ácido y alcalino.

El cuerpo necesita algo de sodio para funcionar correctamente, pues desempeña un papel en:

  • El equilibrio de los fluidos en el cuerpo
  • El funcionamiento de los nervios y los músculos

Los riñones equilibran la cantidad de este minera en el cuerpo. Cuando el sodio es bajo, los riñones lo retienen. Cuando el sodio es alto, los riñones liberan una parte en la orina.

Si los riñones no pueden eliminar suficiente mineral, este se acumula en la sangre. El sodio atrae y retiene el agua, por lo que el volumen sanguíneo aumenta. El corazón debe esforzarse más para bombear la sangre, y eso aumenta la presión en las arterias.

Algunas personas son más sensibles a los efectos del mineral que otras. Esto significa que retienen el sodio con mayor facilidad, lo que provoca una retención de líquidos y un aumento de la presión arterial.

Exceder el consumo de sal en la dieta diaria, es un factor de riesgo para desarrollar:

  1. Hipertensión arterial
  2. Problemas en el corazón como insuficiencia cardiaca e infartos, accidente cerebrovascular (hemorragia)
  3. Daño en riñones que lleva a insuficiencia renal
  4. Cáncer gástrico o colorrectal, entre otros

¿Cómo reducir el consumo de sodio?

Algunos hábitos para reducir el consumo de sodio de acuerdo con la Fundación Mayo para la Educación y la Investigación Médica son:

  • Consume más alimentos frescos. Casi todas las frutas y verduras frescas tienen, de por sí, un contenido reducido de sodio. Además, la carne fresca tiene menos sodio que la carne en conserva, el tocino, los perritos calientes, las salchichas y el jamón. Compra carne de vaca o de ave fresca o congelada, que no haya sido inyectada con una solución que contenga sodio. Mira la etiqueta o consulta al carnicero.
  • Elige productos con bajo contenido de sodio. Si compras alimentos procesados, elige los que tengan una etiqueta que diga “bajo contenido de sodio”. Mejor todavía, compra arroz y fideos integrales sin condimentar, en vez de productos que ya vengan sazonados.
  • Come en casa. Los alimentos y las comidas de los restaurantes suelen tener un alto contenido de sodio. Un plato principal puede representar tu límite diario o estar por encima de él.
  • Cada vez que sea posible, elimina la sal de las recetas. Puedes hacer muchas recetas sin usar la sal, como por ejemplo cazuelas, sopas, estofados y otros platos principales. Busca libros de cocina que hagan énfasis en reducir el riesgo de hipertensión arterial y enfermedad cardíaca.
  • Reemplaza la sal con hierbas, especias y otros saborizantes. Para darles un toque de sabor a tus comidas, utiliza hierbas frescas o secas, especias y ralladura y jugo de frutas cítricas.
  • Modera el consumo de condimentos. La salsa de soja, los aderezos para ensalada, las salsas, los condimentos, la salsa cátsup, la mostaza y los aderezos fermentados son todos saborizantes que contienen sodio.

Back to top button