¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

4 posiciones sexuales para adultos mayores, ¡disfruta sin riesgo!

Falta de movilidad, problemas de vista e incluso, el dolor de espalda o articulaciones puede hacer difícil mantener una sexualidad plena

¿Cuáles son las posiciones sexuales para adultos mayores? Cada días más personas adultas mayores tienen ciertas dudas en torno al ejercicio de su sexualidad en lo físico. Específicamente buscan comodidad, satisfacción y gozo pleno al practicar el coito. Sin embargo, algunos se preocupan por la reducciones de sus habilidades físicas para realizar ciertas posiciones. ¡Sigue leyendo para conocer más!

También te puede interesar: Consejos para disfrutar del sexo pleno tras la menopausia

De acuerdo con el National Institute on Aging de Estados Unidos, existen muchas maneras de tener relaciones sexuales e intimidad, solo o con una pareja, lo más importante es que las personas acepten tener relaciones, con la frecuencia que necesiten.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta cierta situaciones: dolor por artritis, problemas de visión, trastornos del corazón, diabetes o cualquier otra condición o enfermedad que reduzca la movilidad o conlleve una limitante para el movimiento corporal.

Si bien cada pareja es diferente, estas son algunas posiciones sexuales para los adultos mayores, que les pueden ayudar a tener sexo sin arriesgarse o sufrir alguna incomodidad física o emocional.

Posiciones sexuales para adultos mayores

De cucharita. Esta posición es cómoda y muy segura para los dos. La mujer se recuesta sobre la cama y el hombre detrás de ella, la puede abrazar y rodear con sus piernas, besar su espalda y cuando estén listos, penetrarla.

Con una silla. El varón se sienta cómodamente en una silla con respaldo alto. La pareja se sienta (frente a él) sobre las piernas del varón que las puede tener cerradas, abiertas o muy abiertas; la mujer se puede sostener del respaldo de la silla. O bien, si colocaron la silla cerca de una cama, se puede sostener con las manos y brazos de la misma.

Sentados frente a frente. Ambos se sientan frente a frente sobre la cama, con las piernas en flor de loto o abiertas. El objetivo es irse acercando hasta que uno esté encima del otro, y sea más fácil la penetración. Pueden agregar almohadones para que la espalda no esté tensa.

De pie con ayuda de una silla. Esta posición es muy sencilla: colocas una silla acolchonada de frente y la mujer se sostiene del respaldo mientras el varón se coloca detrás de ella. La mujer puede subir una o ambas piernas al asiento, mientras el hombre la penetra espalda a ella. Es importante que la silla no se caiga o corra el riesgo de resbalarse.

Las posiciones sexuales para adultos forman parte de una vida sexual plena y segura. Y es importante que los estigmas, miedo y prejuicios en torno a la sexualidad en la ancianidad se evite.

Back to top button