¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

Pérdida auditiva: principal factor de riesgo modificable de la demencia

La sordera sí está relacionada con problemas demenciales

La pérdida auditiva que aparece progresivamente a medida que las personas envejecen se le conoce médicamente como presbiacusia y es común. En México, de acuerdo con la  Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2018, se contabilizan más de 15 millones de adultos mayores de 60 años o más; y un número importante de ellos ya no escucha bien.

También te puede interesar: Hipoacusia: 7 señales de alerta auditiva. ¡Detéctala a tiempo!

Los adultos mayores llegan a una fase en la que suman todas las experiencias de vida, así como metas familiares, profesionales y sociales, no obstante, se enfrentan también al inicio de una etapa en la que su cuerpo modifica la forma en cómo los sentidos les brindan información del mundo que los rodea.

Pérdida auditiva y demencia

Los sonidos, por ejemplo, tienen la facultad de estimular el cerebro, de ahí que la pérdida auditiva tenga el potencial riesgo de ocasionar efectos profundos en la salud, sobre todo en este grupo de personas para quienes se considera la tercera afección crónica más predominante.

Sin lugar a duda, la clave para tener una mejor calidad de vida está en la detección e intervención temprana. Estudios recientes determinan que limitar a un adulto mayor en la integración de grupos sociales (aislamiento y soledad) aumenta en un 60% el riesgo de demencia. Por ejemplo, la investigación: “La pérdida auditiva como factor de riesgo de demencia: una revisión sistemática”, de la División de Otorrinolaringología, Universidad de Utah, Salt Lake City, Utah, explica que:

  1. La demencia y la pérdida auditiva son afecciones neurológicas muy prevalentes en los adultos mayores.
  2. La demencia y la sordera, juntas, tienen un impacto considerable en la calidad de vida
  3. Ambas condiciones están interrelacionadas

Síntomas de presbiacusia

La pérdida auditiva en el envejecimiento (presbiacusia) la presenta la mitad de las personas en los Estados Unidos mayores de 65 años y en México, aunque no hay cifras certeras sí son semejantes a las presentadas en el país vecino.

Existen tres tipos de pérdida auditiva:

  • Conductiva (involucra el oído externo o medio)
  • Neurosensorial (involucra el oído interno)
  • Mixta (combinación de ambas)

Tanto el envejecimiento como la exposición crónica a los ruidos fuertes contribuyen a la pérdida auditiva. Otros factores, como el exceso de cera, pueden reducir temporalmente la capacidad de los oídos de conducir los sonidos. Acude a tu médico si comienzas a dejar de oír, no lo dejes pasar.

Back to top button