¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

6 consejos para mantener a raya el trastorno del ojo seco

El ojo seco afecta con mayor fuerza a quienes tiene entre 35 a 54 años de edad

El llamado ojo seco es un trastorno que genera resequedad, sensación de arenilla dentro de uno o ambos globos oculares, así como coloración roja en la zona. Este malestar se ha incrementado durante la pandemia actual por Covid-19.

Ojo seco y trabajo en casa

El estilo de vida de un número importante de mexicanos se ha modificado a raíz de la pandemia por coronavirus, pues las jornadas laborales se han vuelto más largas y, la mayor parte de las veces, el tiempo frente a las pantallas también se ha incrementado.

También te puede interesar: Los anteojos los inventó un monje y hoy 40 millones de personas los usan

En el ámbito laboral, muchos trabajadores padecen o han padecido algún trastorno oftalmológico provocado por las actividades que desempeñan dentro de su profesión.

Datos del Estudio de Problemas Visuales y Salud Laboral, elaborado por Clínica Baviera, estima que 17% de los empleados ha tenido que faltar al trabajo por problemas de la vista, afectando principalmente a personas entre los 35 y 54 años, que representa 21.6%.

En este contexto, también los momentos de esparcimiento se viven frente a una pantalla. Por estas razones se han incrementado las afecciones visuales, especialmente el ojo seco e inflamación de la conjuntiva.

Te puede interesar: ¿Ojo seco? Las lágrimas artificiales refrescarán tus ventanas al alma

6 consejos para ojos bien lubricados

“Con el fin de evitar que los problemas visuales afecten la vida laboral, es recomendable tener en cuenta una serie de hábitos que contribuyan a cuidarlos y reduzcan la posibilidad de sufrir molestias o daños en la vista”, señaló Jesús Arrieta Camacho, cirujano oftalmólogo con alta especialidad en microcirugía del segmento anterior. 

Estos consejos son los siguientes:

  1. Dormir lo suficiente para descansar, al menos 6 horas seguidas.
  2. Reducir el uso de las pantallas, cada 30 minutos cerrar 3 minutos los ojos.
  3. Lubricarlos con gotas de lágrimas artificiales.
  4. Evitar el uso de medicamentos para el enrojecimiento ocular.
  5. Acudir con el oftalmólogo para una revisión completa.
  6. Mantener una distancia, al menos, de 30 centímetros de las pantallas.

Back to top button