¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

3 datos para conocer la mielofibrosis o el cáncer en la médula ósea

El dolor debajo de las costillas es común, pues el bazo crece descontroladamente

La mielofibrosis es un cáncer de la médula ósea, se caracteriza por el agrandamiento del bazo y anemia progresiva, es una enfermedad de baja frecuencia, esto quiere decir que sólo afecta a un cierto número de personas. Aunque no se cuenta con un censo exacto en nuestro país, la cifra es que afecta aproximadamente a 0.5 personas de cada 100.000, por año.

También te puede interesar: Adultos mayores, los más vulnerables frente a los cánceres hematológicos

3 datos para conocer la mielofibrosis

De acuerdo con Mafalda Hurtado, cirujano por la Universidad Autónoma de Guadalajara con una maestría en ciencias en el Instituto Politécnico Nacional, la mielofibrosis afecta, tanto a hombres como a mujeres, y generalmente se diagnostica en personas mayores a los 50 años.

  1. Afecta a los adultos mayores. Las estadísticas en México señalan que se diagnostica, en promedio, a los 58 años de edad. Si bien se desconoce la causa de la mielofibrosis, se sabe que surge cuando existe una mutación genética en las células madre de la medula ósea, aquellas que producen glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.
  2. Dolor debajo de las costillas es un síntoma común. Es una sensación de molestia por debajo de las costillas en el lado izquierdo, como resultado del crecimiento anormal del bazo (que se conoce como esplenomegalia, y es como un tumor abdominal que crece y comprime el estómago y los intestinos). Otros síntomas son cansancio, piel pálida, sudoraciones nocturnas excesivas, fiebre, sangrado o moretones, infecciones frecuentes, pérdida significativa de peso así como dolor en los huesos y articulaciones. 
  3. El diagnóstico lo realiza el hematólogo. Con una biopsia de la médula ósea, que muestra fibrosis (exceso de tejido cicatricial en la medula ósea) y ciertas pruebas en la sangre que son mutaciones de las células de la médula ósea.

¿Cuál es el tratamiento?

Existen diferentes tipos de tratamientos para los pacientes con mielofibrosis, por ejemplo:

  1. Terapias dirigidas y específicas
  2. Quimioterapia oral
  3. Radioterapia
  4. Transfusiones de sangre
  5. Inmunomoduladores
  6. Trasplante de médula ósea de un donador compatible

El tratamiento dependerá de cada paciente, “es preciso que se acuda con un médico para que lleve un tratamiento adecuado y dependerá del estado de salud de cada persona.  Los objetivos principales del tratamiento es reducir el tamaño del bazo que crece excesivamente, disminuir o desaparecer los síntomas de este cáncer, mejorar la calidad de vida y prolongar la supervivencia, explica Mafalda Hurtado.

El promedio de supervivencia en pacientes diagnosticados depende de que tan avanzada esté la enfermedad, y se encuentra entre los 3.5 a 5.5 años, sin embargo, existen nuevos tratamientos que han mejorado la calidad de vida del paciente y que prolongan los años de supervivencia. 

Si una persona con mielofibrosis es diagnosticada a tiempo, su calidad de y expectativa de vida mejora, por ello, es preciso conocer y hablar acerca de las enfermedades hematológicas en general y de esta enfermedad en particular, para que los pacientes recién diagnosticados tengan un tratamiento adecuado que les permita mejorar su calidad de vida. 

La mielofibrosis es una enfermedad que puede tardar en ser diagnosticada de seis meses a tres años, puede progresar, y el paciente puede estar muy deteriorado clínicamente cuando se le diagnostica. Es preciso comunicar sobre la enfermedad con el objetivo de visibilizar el panorama de pacientes con mielofibrosis en México y lograr un diagnostico oportuno que les permita vivir una vida saludable

Back to top button