¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi SaludMis Noticias

“Una píldora puede matar”, campaña de la DEA contra medicamentos falsos

Dos de cada cinco pastillas falsas tienen cantidades letales de fentanilo y metanfetamina, según la agencia estadounidense

¿Qué tanto sabes de los medicamentos falsos? La Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos, lanzó “Una píldora puede matar”, una alerta de Seguridad Pública por la venta de medicamentos falsos contaminados con fentanilo y metanfetaminas, que se distribuyen y venden por redes sociales y otros sitios en la red.

También te puede interesar: ¡Cuidado con los préstamos falsos! Te pueden dejar más endeudado

Los “ingredientes” de los medicamentos falsos vienen de China

La agencia estadounidense señala que dos de cada cinco pastillas tienen cantidades letales de fentanilo y metanfetamina. En lo que va del año, la DEA ha incautado poco menos de 10 millones de píldoras falsas.

Los insumos necesarios para producir fentanilo provienen principalmente de China e India, desde esos países viaja a México. Donde se “diseñan” las pastillas o píldoras. Sin embargo, las equivalencias no son las adecuadas y las mezclas sobrepasan la cantidad adecuada de la sustancia activa. Por ello, se crean dosis mortales que pueden acabar con la vida de quienes las ingieran. De hecho, ese es el principal problema de los medicamentos falsos.

Noticias relacionadas

Además de China, otros territorios involucrados en tráfico de suministros o fabricación de  medicamentos falsos, de las que alertó la DEA, están:

  • India
  • Canadá
  • Alaska, en Estados Unidos
  • Sinaloa, Colima y Michoacán, en México

¿Cuáles son los medicamentos más falsificados?

En México y el mundo existen medicamentos falsos, entre los más comunes están:

  1. Antibióticos
  2. Contra el dolor
  3. Anticonceptivos
  4. Antidiabéticos
  5. Para la disfunción eréctil
  6. Del tracto respiratorio

Los medicamentos falsos se fabrican en países tan lejanos como China e India y desde allí viajan a casi todo el mundo, pues por la venta que se hace en internet (que no está regulada) se pueden enviar productos que no cumplen con las bioequivalencias.

Back to top button