¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

¿Fuera de equilibrio? Checa estos 3 ejercicios para mantener el balance

Si fortaleces tu equilibrio, evitas el riesgo de lesiones por caídas, que van desde moretones hasta fracturas incapacitantes

El balance y el equilibrio son fundamentales para mantener tu cuerpo sano, independiente y libre del riesgo de alguna caída que pueda lesionarte o incapacitarte. Te invitamos a seguir leyendo para conocer más.

¿Qué es el balance o equilibrio?

El balance y el equilibrio son factores fundamentales en el adulto mayor, son parte de las capacidades físicas de todas las personas, pero en quienes ya pasan los 65 años de edad, son esenciales para realizar las actividades de la vida diaria sin dificultad”, explica Daniel Vilchis Medina, licenciado en fisioterapia, encargado del Área de Terapia Física y Rehabilitación de la Clínica Sansce.

También te puede interesar: Core: 3 sencillos ejercicios para fortalecer el centro de tu cuerpo

De esta manera, sin balance ni equilibrio no podrás realizar:

  1. Caminatas
  2. Bañarte
  3. Desplazarte por tu casa
  4. Subir o bajar escaleras
  5. Andar en la calle, entre muchas otras actividades. 

“El principal riesgo de no tener o no fortalecer el balance y equilibro es tener una caída que puede ser leve y generar poco daño, además de tener un moretón o raspón; pero también está el riesgo de lesionarse gravemente con luxaciones articulares, fracturas, pérdida del conocimiento e incluso hasta la muerte”, explica el entrevistado.

Te puede interesar: Ejercicios para mantenerte en buen estado físico; checa este video

3 ejercicios para mantenerte equilibrado

El experto Vilchis Medina recomienda esos tres ejercicios:

  1. Dar pasos laterales de forma alternada, iniciando desde el centro con los pies juntos y trasladando el peso corporal a cada lado. Repetirlo primero diez veces e ir subiendo la cantidad hasta llegar a 50, hacerlo tres veces al día.
  2. Dar pasos al frente y atrás de forma alternada, iniciando con los pies juntos y trasladando el peso corporal a cada lado. Repetirlo primero diez veces e ir subiendo la cantidad hasta llegar a 50, hacerlo tres veces al día
  3. Colocarse en un solo pie, sosteniéndose de la pared o de una silla (para evitar el riesgo de caer) y de forma progresiva dejar el apoyo (la pared o la silla), hasta permanecer en un solo pie por un minuto e ir prolongando el tiempo. No olvides alternar los pies.

Los beneficios de mantener el equilibro y el balance son:

  • Mejora las capacidades físicas y, en consecuencia, mejora la capacidad funcional.
  • Capacidad de realizar cambios de posición sin ayuda.
  • Mantenerse de pie sin necesidad de utilizar un apoyo (como bastón o andadera).
  • Actividades de la vida diaria sin dificultad, es decir, ser autosuficiente e independiente.

“El balance y el equilibrio se pierden de forma natural al paso de los años, pero si nunca hicimos ejercicio ni movimos nuestro cuerpo, la pérdida es aún más grave; pocos mexicanos le damos la importancia a llevar una vida activa sana, con ello favorecemos menos el deterioro físico y funcional de nuestro cuerpo”, afirma Daniel Vilchis Medina.

Sin balance ni equilibro “nos volvemos más lentos e ineficientes para realizar lo indispensable en la adultez, por eso desde jóvenes debemos hacer ejercicio y comer bien para lograr un envejecimiento saludable y no perder estas funciones”, recomienda Vilchis Medina. Comienza hoy a tener un mejor equilibrio, ¡te conviene!

Te puede interesar: 3 ejercicios efectivos para ir en búsqueda de la energía perdida

Back to top button