¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

Todo lo que debes saber para elegir el calzado perfecto

Al usar zapatos inapropiados, las consecuencias no solo las sufren los pies, también las piernas, rodillas, muslos, caderas y columna

Tenis, zapatillas, flats o las muy cómodas y conocidas chanclas, son algunas de las opciones de calzado que las personas, sin importar género, tienen a la mano, pero a pesar de que ames más a unos que a otros, tienes que ser conscientes si realmente son buena opción para usarlos diariamente. Pero, ¿cómo saberlo? Aquí te compartimos todo lo que debes saber para elegir el calzado perfecto.

Básicamente, las personas aman sus zapatos hasta el punto de tomar malas decisiones, e incluso llegar a lastimar sus pies con tal de estar a la moda.

También te puede interesar: Zapatos especiales para adultos mayores aumentan la seguridad

Todo lo que debes saber para elegir el calzado perfecto

Pero, sabías que la elección de tus zapatos no solo afecta a tus pies, sino a todo tu cuerpo. Elegir el calzado perfecto es difícil y los especialistas del Hospital Houston Methodist te dicen los errores que debes evitar al elegir el calzado perfecto.

Tus zapatos no te quedan bien

El error más fácil de cometer cuando se trata de zapatos es simplemente no escuchar a tus pies cuando los calzas por primera vez, ya que, si lo sientes incómodos de inmediato, esta incomodidad perdurará.

La teoría de que algunos zapatos necesitan ser “adaptados” es errónea, ya que no se puede saber cuánto tiempo llevará esta supuesta adaptación. Al elegir tu calzado perfecto, toma en cuenta que tus zapatos deben ser cómodos desde el primer momento.

Tu elección de calzado no coincide con tu actividad

Los zapatos vienen en todos los estilos y formas y, en algunos casos, no es el momento adecuado para usar ciertos tipos de zapatos. Así que para elegir el calzado perfecto considera que, si estás de pie todo el día, es importante usar un zapato que te quede bien y brinde soporte. Lo mismo ocurre con el calzado que usas al caminar o correr.

Además, las sandalias y chanclas no son apropiadas si caminas distancias largas; las zapatillas altas casi siempre son causa de problemas ortopédicos, ya que cambian por completo tu postura. Si vas a caminar, considera usar el tacón más bajo que tengas, además, evita usar tacones en terrenos irregulares.

Al elegir el calzado perfecto, considera que las botas a menudo no brindan un soporte adecuado para los pies y, por lo tanto, solo se recomiendan para caminar distancias cortas en terrenos parejos.

Tus zapatos son demasiado viejos

Suena obvio, pero los zapatos tienen una vida útil limitada. Afortunadamente, verificar la “edad” de tus zapatos tiene más que ver con el kilometraje y la resistencia de estos que con el tiempo y eso es bastante simple.

Si el talón se ha desgastado de manera desigual, es hora de ponerse zapatos nuevos. Un talón en ángulo puede alterar el paso y provocar dolor. Además, si la integridad del material o la suela del zapato se ve comprometida, es posible que sufra una pérdida de apoyo con cada paso.

Back to top button