¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

Autoexploración: clave para vencer al cáncer de mama

En 2020, a nivel mundial, se diagnosticó cáncer de mama a 2.3 millones de mujeres, y 685 000 fallecieron por esa enfermedad de acuerdo con la OMS

El año pasado, 7 mil 880 personas fallecieron por cáncer de mama en México, siendo esta enfermedad la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El diagnóstico tardío sigue siendo el principal enemigo. Y es que, en los últimos años, el número de muertes causadas por esta enfermedad ha aumentado de forma alarmante, principalmente, por el retraso en el inicio del tratamiento. El Instituto Nacional de Salud Pública informa que esta situación se debe a dos factores, ya sea por la tardanza en la búsqueda de atención médica luego de que una mujer presenta un posible síntoma de cáncer de mama, o por la demora en el sistema de salud, particularmente al dar el diagnóstico definitivo.

Con el objetivo de fomentar la autoexploración y la detección temprana, así como promover que cada vez más personas tengan acceso a diagnósticos y tratamientos oportunos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) designó el 19 de octubre como el Día Internacional de Lucha contra el Cáncer de Mama.

¿Qué es el cáncer de mama?

El cáncer de mama es un tumor maligno que se origina en las células de la mama, entendiendo por tumor maligno un grupo de células que crecen de manera desordenada e independiente, que tiende a invadir los tejidos que lo rodean, así como órganos distantes (metástasis), de acuerdo con información del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

También te puede interesar: Cáncer cérvico-uterino: 10 datos que necesitas conocer

Tipos comunes de cáncer de mama          

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, informan que los tipos más comunes de cáncer de mama son:

Carcinoma ductal infiltrante. Las células cancerosas se originan en los conductos y después salen de ellos y se multiplican en otros tejidos mamarios. Estas células cancerosas invasoras también pueden diseminarse, o formar metástasis, en otras partes del cuerpo.

Carcinoma lobulillar infiltrante. Las células cancerosas se originan en los lobulillos y después se diseminan de los lobulillos a los tejidos mamarios cercanos. Estas células cancerosas invasoras también pueden diseminarse a otras partes del cuerpo.

Existen otros tipos de cáncer de mama menos comunes, tales como la enfermedad de Paget, el cáncer de mama medular, el cáncer de mama mucinoso y el cáncer de mama inflamatorio.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de advertencia del cáncer de mama pueden ser distintos en cada persona. Sin embargo, hay algunas señales que, de acuerdo con los CDC, podrán ponerte alerta:

  • Un bulto nuevo en la mama o la axila (debajo del brazo)
  • Aumento del grosor o hinchazón de una parte de la mama
  • Irritación o hundimientos en la piel de la mama
  • Enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama
  • Hundimiento del pezón o dolor en esa zona
  • Secreción del pezón, que no sea leche, incluso de sangre
  • Cualquier cambio en el tamaño o la forma de la mama
  • Dolor en cualquier parte de la mama

Los CDC, señalan que estas señales de advertencia pueden darse con otras afecciones que no son cáncer, por lo que aconsejan que en caso de que las personas tengan algún síntoma que les preocupe, consulten a su médico de inmediato.

La autoexploración

Conocer tus senos es de vital importancia y para ello no hay nada mejor que la autoexploración mensual, pues cualquier cambio si se detecta a tiempo puede salvarte la vida.

Observa: frente al espejo, busca cambios en la forma, tamaño o superficie de la piel; especialmente hundimientos, inflación, enrojecimiento o ulceraciones. Este procedimiento deberás hacerlo con los brazos a los lados, las manos detrás de la cabeza, los codos y hombros ligeramente hacia adelante y con las manos en la cintura.

Toca: frente al espejo o durante el baño, busca bolitas, zonas dolorosas, abultamientos o consistencia diferente al resto de la mama. Este procedimiento deberás hacerlo de la siguiente manera:

De pie: la mano derecha en la nuca, con la izquierda toca el pecho derecho. Comienza desde arriba palpando alrededor de la mama y luego en la parte del centro. Posteriormente, revisa toda la axila y al final aprieta el pezón para ver si hay salida anormal de líquido. Explora el otro pecho de la misma manera.

Acostada: con una almohada pequeña o toalla enrollada debajo del hombro derecho, pon la mano derecha en la nuca, con la mano izquierda revisa el pecho derecho, palpa de la misma manera que lo hiciste estando de pie. Haz lo mismo para explorar el seno izquierdo.

Es recomendable que practiques la autoexploración 7 días después de la menstruación, si ya no menstruas hazlo en un día fijo del mes. Si olvidaste hacerlo en la fecha programada hazlo cuando te acuerdes; lo más importante es hacerlo periódicamente, conocer lo que es normal y cómo se sienten las mamas dependiendo del periodo del mes, la edad o de ciertas circunstancias como el embarazo.

Back to top button