¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Paseos

5 destinos para vivir el Día de Muertos en México

Esta celebración llena de tradición y misticismo se realiza en 21 entidades, teniendo algunas variantes dependiendo la región o el estado

La Ciudad de México, Michoacán, Oaxaca, Yucatán y Chiapas son los estados más emblemáticos para vivir el Día de Muertos en México, pues aún conservan antiguas tradiciones de esta celebración que como en ningún otro lugar del mundo, se festeja en medio de coloridas ceremonias.

Y es que el culto a los muertos es una costumbre triste para diferentes países, sin embargo, en el país, el Día de Muertos, es una celebración donde se mezclan las creencias religiosas con la cultura prehispánica.

En la celebración del Día de Muertos en México, considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, la muerte no representa una ausencia sino a una presencia viva; la muerte es un símbolo de la vida que se materializa en el altar ofrecido. En este sentido se trata de una celebración que conlleva una gran trascendencia popular ya que comprende diversos significados, desde filosóficos hasta materiales.

También te puede interesar: 5 actividades para celebrar el Día de Muertos en la CDMX

5 destinos para vivir el Día de Muertos en México

El Día de Muertos en México se celebra en 21 entidades, teniendo algunas variantes dependiendo la región o el estado.

1. Ciudad de México

Al sur de la Ciudad de México, en la delegación Tlahuac, se encuentra el barrio de San Andrés Mixquic, este lugar debe su fama a su camposanto que años tras año en estas fechas adquiere un rostro muy singular, pues las tumbas son decoradas con flores de cempasúchil, calaveras de azúcar y una gran variedad de comida.

Como parte de la tradición del Día de Muertos, el panteón es iluminado con la luz decenas de cirios, los cuales están colocados alrededor de las tumbas, al igual que las coloridas ofrendas.

Otro de los atractivos de esta zona es que sus habitantes abren las puertas de sus casas para que los visitantes admiren sus altares. En algunos hogares también ofrecen comida.

Este año, por la crisis sanitaria por Covid-19, el aforo al panteón será del 80% y para ingresar se debe cumplir con las medidas sanitarias como: toma de temperatura, uso correcto del cubrebocas, uso de gel antibacterial y, en la medida de lo posible, sana distancia.

2. Michoacán

Una de las celebraciones más simbólica del Día de Muertos en México es la que se realiza en el estado de Michoacán, pues las costumbres milenarias se fusionan con las tradiciones cristianas.

La fiesta de Día de Muertos más conocida se realiza en Janitzio, donde los habitantes de los alrededores del lago de Pátzcuaro inician la celebración desde la tarde del primero de noviembre con la famosa caza del pato sagrado. También se lleva a cabo el ritual de velación la madrugada del dos de noviembre.

En toda la región lacustre que abarca una veintena de poblados indígenas, existe la creencia de que en el más allá se permite a los difuntos visitar a sus familiares vivos, quienes los esperan con altares decorados con filigranas de papel china de varios colores, flores de cempasúchil, veladoras, copal y con mucha, pero mucha comida.

Además, como parte de la celebración del Día de Muertos en México, en todo el estado se realizarán más de 300 actividades y eventos culturales, artesanales, gastronómicos y artísticos.

Recuerda que por temas de Covid-19, es importante cumplir con todas las medidas de sanidad, así como respetar las tradiciones y costumbres de las comunidades.

3. Oaxaca

Desde el 31 de octubre hasta el dos de noviembre son días de fiesta en casi todas las comunidades del estado.

En la capital oaxaqueña la celebración del Día de Muertos comienza el 31 con los tradicionales desfiles de gigantescos muñecos y comparsas, que burlan a la muerte. En los panteones las tumbas son adornadas con altares llenos de flores, comida y mezcal.

Este año como parte de la agenda del Día de Muertos en México, en la ciudad de Oaxaca se realizarán exposiciones de altares, máscaras y gastronomía típica, así como obras teatrales y conciertos de música oaxaqueña. Todas las actividades se llevarán a cabo bajo todas les medidas de sanidad.

En Xoxocotlán y San Agustín Etla, dos comunidades cercanas a la ciudad de Oaxaca, el Día de Muertos se festeja con danzas de jóvenes disfrazados de malos espíritus que corren bailando por las calles de ambos pueblos.

Otras de las celebraciones del Día de Muertos más populares del estado son las que se llevan a cabo en Huamantla, Juchitlán y Miahuatlán.

4. Yucatán

En la capital del estado, así como en diversas comunidades, aún permanece intacta la tradición de la Fiesta de los muertos, el Hanal Pixán.

En Mérida, la celebración del Día de Muertos dura siete días, los cuales están dedicados a recordar a sus familiares muertos, pues según sus creencias esos días los difuntos tienen permiso para descender a la tierra.

Para los mayas, la festividad del Día de Muertos es de añoranza y culto por los seres queridos que han tenido que partir.

En estos días las casas, panteones e iglesias son colocados altares cubiertos con un mantel blanco o negro, lo cual depende del comportamiento que tuvo el difunto en vida terrenal.

Las ofrendas del Día de Muertos son adornadas con velas de cera negra elaboradas en Ticul, alfarería de Maxcanú, así como tazas y platos, ya que esto es parte importante de la escenografía típica de esta celebración. Además de la comida tradicional como es escabeche y atole nuevo, entre otros platillos.

5. Chiapas

Según las creencias de los chamulas el primero de noviembre las almas de los difuntos vistan las casas de sus familiares. Ese día está dedicado a Todos los Santos o K´in Anima, una antigua tradición heredada de los mayas y que aún permanece viva en esa región del altiplano central de Chiapas. Por cierto, esta tradición se ha convertido en una de las celebraciones imperdibles del Día de Muertos en México.

El Día de Muertos los chamulas colocan diferentes platillos en su casa, después tocan tres veces la campana de la iglesia y luego acuden al panteón a invitar a sus almas a la fiesta.

El 2 de noviembre despiden a sus difuntos para que regresen al K´atin Bak o lugar de los huesos ardientes.

Aunque la celebración del Día de Muertos solo dura dos días desde mediados de octubre la gente se prepara y compra los elementos necesarios para recibir a sus difuntos con los honores y devoción que se merecen.

Back to top button