¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

Parásitos intestinales: 4 consejos para deshacerte de los “huéspedes”

Los desparasitantes deben ser diagnosticados por un médico

¿Tienes parásitos? La mayor parte de las personas considera que se deben ingerir medicamentos para evitar los gusanos gastrointestinales y las amebas únicamente cuando se es niño. Un experto dice lo contrario.

También te puede interesar: Sarcopenia: la pérdida de músculo en adultos mayores puede retardarse

4 acciones contra los parásitos

La desparasitación debe realizarse de forma preventiva, porque en México tres de cada diez personas adultas mayores tienen problemas gastrointestinales por amebas, gusanos gastrointestinales y otros parásitos, de acuerdo con el gastroenterólogo Ignacio del Río Suárez.

Noticias relacionadas

Las recomendaciones al respecto son las siguientes:

  1. Que toda la familia se desparasite al mismo tiempo, para evitar la reinfección. Algunas personas sólo desparasitan a sus hijos y durante la convivencia (comer del mismo plato, compartir la cucharas o los vasos) se contagian de nuevo. 
  2. Tomarse el medicamento antiparasitario cada seis meses o como máximo cada año. Es fundamental que las personas acudan a una valoración médica para que se le recomiende el tipo de desparasitante ideal, de acuerdo con el peso y talla de cada individuo, así como la dosis y la frecuencia de la toma.
  3. Solo ingerir productos recomendados por el médico; se deben evitar los remedios caseros. El uso de aceites, semillas, hierbas y otros productos no se recomiendan, porque algunos pueden no ser puros y generar efectos contraproducentes.
  4. Incluye a las mascotas. Los antidesparasitarios son medicamentos que también deben tomar las mascotas, especialmente perros y gatos porque también lo requieren por la convivencia con la familia.

Las formas de contagio

Los parásitos pueden hallarse en agua, carnes o pescados que se ingieren crudos y que están contaminados con heces fecales, así como frutas y verduras que no se han desinfectado y también por comer con las manos sucias.

Sin un tratamiento, las amebas intestinales generan exceso de parásitos en el tracto gastrointestinal; incluso es posible desarrollar alguna enfermedad grave y crónica.

¿Los nietos pueden enfermar a los abuelos? 

Sí, cuando los nietos conviven con los abuelos y comparten utensilios de cocina (como los cubiertos) o también cuando se tiene una mala higiene —ya sea en las personas o en los alimentos que se consumen—, se genera un considerable riesgo de contagio, explica Del Río Suárez.

Todas los padecimientos gastrointestinales se puede evitar con prácticas sencillas como un correcto lavado de manos, la desinfección de alimentos (frutas y verduras), la cocción adecuada de las carnes y la desparasitación de la familia.

Back to top button