¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Noticias

Sor Juana Inés de la Cruz murió en una pandemia ¿sabes de qué fue?

Falleció a los 44 años de edad, cuidando a otros enfermos

Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana, mejor conocida como Sor Juana Inés de la Cruz, nació un 12 de noviembre de 1648, en San Miguel Nepantla, localidad ubicada cerca de Amecameca, en el actual Estado de México. Ella, a pesar de las “circunstancias” de su vida, logró trascender gracias a su visión del mundo.

También te puede interesar: Porta lentes, un accesorio que se puede ver muy bien

Sor Juana Inés de la Cruz es una de las figuras femeninas históricas más sobresalientes y enigmáticas de la época virreinal. Que dejó un gran legado, especialmente en su obra escrita que se sigue leyendo y admirando. Sin embargo, Sor Juana Inés de la Cruz tuvo que vivir diversas situaciones que, de acuerdo con los expertos en psicología, le permitieron fortalecerse y ser más resiliente.

4 datos sorprendentes de Sor Juana Inés de la Cruz

  1. Fue hija natural también llamada ilegítima –en términos de aquella época–; su madre, Isabel Ramírez, mujer criolla, procreó a tres hijas con el capitán vasco Pedro Manuel de Asbaje y Vargas Machuca: María, Josefa María y Juana; a la separación de sus progenitores, doña Isabel estableció una nueva relación con el capitán Diego Ruíz Lozano, con quien procreó a sus medios hermanos Diego, Antonia e Inés.
  2. Fue criada por su abuelo y una tía, ambos paternos. Cuando su mamá comenzó su segunda relación, Sor Juana Inés de la Cruz fue enviada con su abuelo paterno, quien la educó en la lectura y escritura. Sin embargo, cuando el abuelo falleció, la madre la envió ahora con su hermana para que la criara. ¡Sor Juana Inés de la Cruz no tuvo la crianza tradicional con padre y madre!
  3. No podía estudiar sin ser monja. En la época en la que nació Sor Juana Inés de la Cruz, la única manera de formar parte de la minoría docta era ingresando en alguna de las dos grandes instituciones educativas de la época: la Iglesia y la Universidad, pero ésta última estaba prohibida para las mujeres, entonces para aprender más tenía que entrar a restrictiva Iglesia, donde muchas veces fue castigada por sus “opiniones” e incluso Sor Juana Inés de la Cruz fue apartada de sus libros por esta causa.
  4. Murió en una pandemia. En la Ciudad de México llegó una epidemia de tifus, que genera fiebre (hasta por 2 semanas), dolor de cabeza y malestar en general, así como tos. Sor Juana Inés de la Cruz cuidaba a sus hermanas del convento cuando se contagió y murió en 1695 cuando tenía apenas 44 años de edad.

Back to top button