¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Noticias

3 consejos para cuidar a los “cuidadores”

El 5 de noviembre se conmemora el Día Internacional de las Personas Cuidadoras, trabajo fundamental para el desarrollo de la sociedad

Hoy, 5 de noviembre es del día de los “cuidadores“, aquellas personas que se dedican al cuidado de personas mayores o en situación de dependencia sin importar la edad que tenga. Por su labor, celebramos, con aplausos, el Día Internacional de las Personas Cuidadoras.

También te puede interesar: El colapso del cuidador impacta salud del adulto mayor

Este día se creó en el 2014, para reconocer la labor ejercida por cuidadores profesionales y familiares que dan lo mejor de sí mismas en la atención y cuidados para ayudar a mejorar la calidad de vida de otras personas, bien sea por enfermedad, discapacidad o por edades avanzadas.

Estas son las funciones de los cuidadores

  • Aseo personal
  • Alimentación
  • Mantener la limpieza del espacio donde está ubicada la persona a cuidar
  • Suministrar el tratamiento médico prescrito al paciente
  • Control de la tensión arterial
  • Aplicar terapias de rehabilitación
  • Cambiar de postura al paciente en la cama y movilizarlo periódicamente
  • Acompañar al paciente en los traslados a los centros de salud, o a una consulta médica
  • Otras funciones indicadas por el médico tratante o a solicitud de la familia del paciente

Adultos mayores quienes requieren de más cuidadores

Cerca de 80% de los cuidadores de los adultos mayores son familiares, quienes no reciben remuneración alguna por brindar apoyo en administrar medicamentos; bañar o vestirlo; y encargarse de las tareas domésticas, las comidas o los procesos relacionados con la salud.

Además, se enfrentan a las labores de cuidados sin capacitación previa, lo que conlleva un riesgo para la salud física y mental del cuidador, así como para el bienestar de la persona adulta mayor cuidada.

3 consejos para cuidar al cuidador

Los cuidadores también se agotan y, en algunas ocasiones, padecen enfermedades relacionadas con el estrés, cansancio y dificultades para sentirse bien en general. Entre las señales de agotamiento del cuidador están:

  • Sentirse abrumado o constantemente preocupado
  • Sentir cansancio gran parte del tiempo
  • Dormir demasiado o no dormir lo suficiente
  • Subir o bajar de peso
  • Irritarse o enojarse con facilidad
  • Perder el interés en actividades que solía disfrutar
  • Sentirse triste
  • Tener dolores de cabeza frecuentes, dolor corporal u otros problemas físicos

Para ello es necesario que ayudes al cuidador:

  1. Dale tiempo para que descanse. Así que puedes sustituirlo por algunos días o meses. Te puedes organizar con tu familia para que entre todos lo cuiden.
  2. Sé más activo. Ayúdale a preparar los alimentos, lavar la ropa del adulto mayor, asear la casa y demás.
  3. Págale unas vacaciones. Unos días o semanas fuera de su realidad diaria, lo ayudará a tomar fuerzas, descansar y sentirse valorado.

Back to top button