¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Noticias

5 síntomas que alertan el ictus ¡Evita que muera tu cerebro!

Cada año cerca de 50 mil mexicanos, mayores de 45 años, fallecen por algún tipo de accidente cerebrovascular

Hoy, 29 de octubre se conmemora el Día Mundial del Ictus, accidente cerebrovascular que se produce por la interrupción súbita del flujo sanguíneo a una parte del cerebro, y de acuerdo con el neurólogo vascular, Juan Manuel Calleja Castillo, director del Programa Ictus CN del Hospital ABC, cada año se registran cerca de 50 mil fallecimientos en personas mayores de 45 años de edad.

También te puede interesar: Piña: 5 beneficios de esta fruta del sur de América pero querida en México

¿Cuáles son los síntomas?

  1. Adormecimiento o debilidad repentina en la cara, el brazo o una pierna, especialmente en uno de los lados del cuerpo.
  2. Confusión repentina, dificultad para hablar o para entender.
  3. Repentina dificultad para andar, mareo, pérdida de equilibrio o coordinación.
  4. Problemas para ver.
  5. La piel del rostro se cae.

El ictus es una emergencia médica, explica el experto, por ello, es fundamental que la persona acuda de inmediato a urgencias hospitalarias para que le puedan brindar medicamentos y tratamientos que logren salvar la irrigación de su cerebro. En caso de no acudir, podría complicarse hasta llevar a la muerte.

Tipos de ictus

De forma general el ictus se clasifica en dos grandes grupos:

  1. Isquémico. También se le llama embolia o Enfermedad Cerebrovascular isquémica. Se caracteriza porque una arteria se tapa con un coágulo y no permite la irrigación de sangre al cerebro.
  2. Hemorrágico. Se le conoce como derrame cerebral, porque justamente la sangre se derrama dentro del cerebro debido al rompimiento de una arterial.

De acuerdo con el neurólogo vascular Calleja Castillo, la mayoría de los ictus se presentan por hipertensión arterial (tres de cada diez mexicanos la padecen) y también debido a factores como: obesidad, colesterol elevado, falta de ejercicio y tabaquismo, entre otros. Por ello, se deberá procurar tener buenos hábitos de alimentación, ejercicio y calidad de vida.

Back to top button