¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Noticias

¿Los empleados felices son más productivos?

Según el reporte The Future of Work: from remote to hybrid, el 63% de la fuerza laboral se siente más productiva desde la implementación del home office

Sin importar si se trata de home office, trabajo presencial o modalidad híbrida, las personas buscan constantemente incrementar su productividad laboral. Pero esto implica mucho más que simplemente dedicar más horas al trabajo. De hecho, diversas investigaciones sugieren lo contrario.

De acuerdo con un estudio del Research Institute of Economy, Trade and Industry (RIETI), en Japón los equipos de trabajo con mejor rendimiento son los que, en teoría, trabajan menos, es decir, los que trabajan durante períodos más reducidos de tiempo, ya que, al dedicar horas al descanso y esparcimiento, los trabajadores parecían recuperar fuerzas, ánimos y energía para continuar con sus labores. Por el contrario, quienes se dedican enteramente a acumular horas laborales, después de cierto punto, dejan de ser productivos.

También te puede interesar: Estrés laboral: ¿afecta la salud y la productividad?

Los pros y contras del home office

Asimismo, parece que, desde la adopción generalizada del home office, a partir del confinamiento por la pandemia. Según el reporte The Future of Work: from remote to hybrid, de Capgemini, el 63% de la fuerza laboral dijo sentirse más productivo desde que las empresas implementaron esta modalidad.

No obstante, la mala organización, delimitación poco clara de las tareas, límites desdibujados entre la vida laboral y personal y, por supuesto, la falta de horarios ha derivado en problemas como:

  • Estrés crónico
  • Síndrome de desgaste ocupacional
  • Estrés económico
  • Ansiedad
  • Depresión

Las nuevas modalidades de trabajo han traído diversos beneficios, sin embargo, la productividad laboral y buena organización siguen siendo un reto para las empresas, pues para muchos líderes y trabajadores la clave de la productividad está en el trabajo excesivo y se enfocan mucho en ello, explica María Ibarra, fundadora y CEO de la herramienta de planeación The Full Planner.

Sin embargo, detalla que la productividad laboral se encuentra en la planeación y el trabajo inteligente, es decir, las personas no tienen que sacrificar lo que más les gusta hacer para dedicar horas extra a lo que deben hacer.

Se trata de un equilibrio fundamental para el crecimiento de los negocios y el desarrollo de los colaboradores, afirma la experta.

En tiempos de ‘caos’, la organización es ‘reina’

La literatura especializada es conclusiva sobre los poderes de la gestión efectiva del tiempo, a partir de la organización y sus impactos sobre la productividad a largo plazo. Particularmente, cuando hay un monitoreo constante de objetivos inmediatos y de mayor calado, así como una reestructuración de estrategias con base en la información obtenida.

“Poner por escrito, en papel, lo que uno debe hacer y reflexionar sobre las consecuencias positivas que traerá la consecución de esas metas nos ayuda a tener mayor claridad sobre los pasos a seguir en el día a día”, apunta Ibarra.

Una administración efectiva del tiempo y del trabajo conlleva, en potencia, la posibilidad de tener más espacios de disfrute y esparcimiento. De hecho, con investigación empírica en países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) se ha encontrado que dedicar horas al ocio y la diversión tiene un efecto compensatorio en la productividad laboral.

7 beneficios de la productividad laboral para las empresas

Articular equipos de trabajo productivos va más allá de simple eficiencia. El home office que se ha generalizado en medio de la emergencia sanitaria actual es reflejo de lo anterior.

La productividad laboral se traduce en beneficios como:

  • Trabajadores más concentrados
  • Mejor resolución de problemas
  • Equipos más resilientes
  • Empresas con mayor potencial de crecimiento
  •  Aumento en la rentabilidad
  • Optimización de recursos
  • Mayor creatividad, entre otros

Considerando todo lo anterior, no solo se puede aumentar la productividad laboral sin sacrificar las actividades que más se disfrutan, sino que todo parece indicar que hacer lo que más nos gusta, de hecho, aumenta nuestro rendimiento.

Back to top button