¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Paseos

Mercados mexicanos: escaparates de aromas y sabores en México

Te invitamos a conocer o recordar algunos de los mercados que forman parte del Pacto Centro Occidente por el Turismo

Los populares mercados mexicanos no sólo son exposiciones vivas de colores y sabores; desde tiempos prehispánicos, estos entrañables sitios forman parte de la cultura de México. Incluso, hay algunos que se han convertido en verdaderos emblemas de varios estados de la república. Te invitamos a seguir leyendo para conocer más.

Cuando tengas ganas o puedas realizar algún viaje corto a la región centro-occidente del país, no dejes de visitar estos establecimientos públicos. Ahora te presentamos algunas extraordinarias opciones que te dejarán, literalmente, un gran sabor de boca.

También te puede interesar: Chicatanas: aportación insectil a la cocina tradicional de Oaxaca

Mercado Terán, en Aguascalientes

Se ubica en la zona centro de Aguascalientes y fue el primero considerado “moderno”; su construcción se inició en 1880 y abrió sus puertas al público en 1884. A pesar de que se han edificado muchos otros en la región, el Mercado Terán es el más importante del área. Su nombre proviene del nombre de uno de los gobernadores de Aguascalientes, Jesús Terán.

Como casi todos los mercados, allí puedes adquirir frutas, verduras, artesanías locales, disfraces y juguetes; antes de salir de allí, te recomendamos degustar alguno de los tradicionales y deliciosos platillos del lugar. No te arrepentirás.

Mercado de San Juan de Dios, en Jalisco

Se ubica en la zona centro de Guadalajara. Con un área de cuatro mil m2, es el techado más grande de toda Latinoamérica. Lo conforman más de 3 mil locales comerciales en los cuales se venden desde frutas y verduras hasta productos para la charrería.

Te puede interesar: Jardín de Adultos Mayores: disfruta un espacio exclusivo para ti en CDMX

Mercado González Ortega, en Zacatecas

El Mercado González Ortega está ubicado en el Centro Histórico de la ciudad de Zacatecas. Su construcción inició en 1861 por instrucción del general Miguel Auza.

Su construcción es impactante pues combina elementos art nouveau con cantera rosa, característica de la arquitectura novohispana de la ciudad; además, su estructura es de hierro colado, en tanto el exterior es de cantera Si lo caminas con tranquilidad, apreciarás —y recordarás— su magnífica arquitectura.

Mercado Hidalgo, en Guanajuato

Se encuentra en el corazón de Guanajuato, la capital. Fue inaugurado por Porfirio Díaz el 16 de septiembre de 1910. Su peculiar diseño es lo primero que salta a la vista a la hora que alguien lo recorre, pues se trata de una imponente construcción de hierro cubierta de cantería con 70 metros de largo y 35 de fondo, con tres accesos y dos plantas.

En la actualidad, en este recinto de los ingredientes puedes encontrar desde souvenirs hasta dulces típicos y todo tipo de alimentos.

Te puede interesar: Las Hermanas Coraje, el sabor tradicional de Guadalajara

La Cruz, en Querétaro

En el Centro Histórico de la capital queretana, el Mercado de la Cruz no sólo es uno de los más céntricos, sino uno de los de mayor tradición para curiosear, sobre todo en domingo, y para cenar todo tipo de antojitos mexicanos, pues por la noche se transforma en Plaza Garibaldi, donde abren decenas de puestos de comida donde encuentras tacos de cualquier tipo: enchiladas queretanas, guajolotes, gorditas e innumerables platillos típicos mexicanos.

Mercado Tangamanga, en San Luis Potosí

En la capital potosina, este recinto histórico cuenta con 130 años de antigüedad. Se ubica en la Calzada de Guadalupe y abrió sus puertas al público en 1891; en el estado también es conocido como de La Merced, pues antiguamente en el lugar donde se construyó el mercado había un templo dedicado a la Virgen de la Merced.

Te puede interesar: Date una vuelta por el Museo de las Californias

Back to top button