¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Paseos

5 leyendas mexicanas: historias inolvidables para recorrerlas a pie

Escápate a San Luis Potosí, Zacatecas, Aguascalientes, Querétaro, Guanajuato y Jalisco y vive estos emocionantes relatos

¿Cuántas leyendas mexicanas populares conoces? ¿Dos, cinco? Ahora no sólo te invitamos a que las recuerdes, también que las vivas y recorras en sus lugares de origen: San Luis Potosí, Zacatecas, Aguascalientes, Querétaro, Guanajuato y Jalisco.

Leyendas mexicanas para recordar

Las leyendas en general son narraciones fundamentales en diversas culturas; algunas cuentan con un gran arraigo del lugar donde se desarrollan. Y México es un territorio rebosante de estos relatos.

Si no tienes plan para este fin de semana —o para los siguientes—, bien vale la pena que te des una vuelta por alguno de estos destinos o, si no te apetece viajar, disfrutar estas leyendas mexicanas desde la siempre evocativa lectura en casa.

También te puede interesar: Las Hermanas Coraje, el sabor tradicional de Guadalajara

1. La Princesa del cerro de la Bufa

El cerro de la Bufa, ubicado en la capital de Guanajuato, esconde la antigua leyenda de una princesa guanajuatense que al rechazar el cortejo de un ambicioso brujo, fue condenada a vivir en la punta de la montaña hasta ser rescatada.

2. El reloj de la muerte del Hospicio Cabañas

El reloj que se instaló en la fachada del Hospicio Cabañas a mediados del siglo XX fue uno de los primeros en la ciudad de Guadalajara; también fue uno de los más bellos, aunque nadie se imaginaba que aquella pieza formaría parte de una leyenda oscura.

Durante un tiempo el reloj funcionó correctamente, pero de un momento a otro se detuvo sin ninguna explicación; luego, también de forma inesperada, volvió a funcionar. Nadie podía dar una explicación lógica.

Las monjas del hospicio se percataron que cuando el reloj se detenía, un niño del recinto religioso moría. Por el temor, el reloj fue destruido para que nunca más anunciara una muerte.

3. La monja en el Templo de Santa Rosa de Viterbo

Las paredes del hermoso Templo de Santa Rosa de Viterbo, en Querétaro, guardan una de las leyendas mexicanas más escalofriantes del estado. Más allá de su magnífica arquitectura, se conoce la leyenda de una monja fantasma vestida de blanco, que deambula por sus pasillos; incluso, su imagen está plasmada en uno de los cuadros que decoran el lugar.

4. El fantasma de El Jergas

En el Pueblo Mágico de Real de Catorce, en San Luis Potosí, es un sitio que tuvo gran actividad minera. Allí nació una de las leyendas mexicanas más singular: la historia de El Jergas, quien fue un minero que murió mientras trabajaba. El Jergas se aparecía en las minas cuando un minero se encontraba solo.

Vestía botas, casco y ropa de trabajo, un atuendo muy normal para quienes laboraban en el lugar, por lo cual su figura no sugería nada fuera de lo común.

Se presentaba ante el trabajador como ingeniero, en seguida le daba la orden de que debía regresar a trabajar para así perderlo en túneles escondidos o zonas desconocidas de la mina, de donde el minero sólo podía salir si alguien lo rescataba.

5. La piedra negra y la cueva

Durante la época virreinal, en Vetagrande (Zacatecas), Misael Galán y Gildardo Higinio emprendieron una aventura en la sierra zacatecana en búsqueda de riquezas. Así nació una de las leyendas mexicanas zacatecanas.

Hallaron una cueva con un veta madre y comenzaron a escarbar, pero nada hallaron. Hartos y cansados, maldijeron al cerro y exigieron les entregara su riqueza; cuando acabaron su reclamo, de pronto una gran piedra de oro apareció frente a ellos. Pero la buena fortuna terminó con la muerte de uno y la maldición para el otro…

Back to top button