¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi PaladarMis Noticias

La gastronomía chiapaneca, en la mira del mundo

Una chef indígena de Chiapas es reconocida como joven promesa

La chiapaneca Claudia Albertina Ruiz Sántiz, chef indígena de 33 años de edad y originaria de San Juan Chamula, Chiapas, puso a este estado en la mira del mundo gastronómico.

También te puede interesar: Chicatanas: aportación insectil a la cocina tradicional de Oaxaca

Ruiz Sántiz fue reconocida en 50 Next, el nuevo listado de la organización “50 Best”, que reconoce a jóvenes que están cambiando el mundo de la gastronomía. La chiapaneca indica que reafirma su compromiso frente a los pequeños productores, con la sociedad y, especialmente, con dar a conocer la gastronomía chiapaneca. 

La chef chiapaneca reconoce que el camino no ha sido fácil y ocupar este lugar le ha costado un gran esfuerzo, primero por ser indígena y mujer, por lo que, a través de su experiencia de 15 años en la cocina, les dice a las nuevas generaciones “sí se puede, hay obstáculos y muchos, pero se pueden brincar”. 

La joven recuerda que tuvo muchos comentarios que le decían que, como indígena, no tenía mucho que aportar gastronómicamente, “esos comentarios y muchos más señalamientos discriminatorios me empujaron a hacer algo por nuestra gastronomía y demostrar la riqueza que tenemos en colores, olores y muchos sabores”.   

La chiapaneca en pro del movimiento slow food

La joven chef es de origen tsotsil, graduada en Gastronomía por la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, ha trabajado en restaurantes de prestigio en la Ciudad de México y es una promotora activa del movimiento slow food, el cual promueve el placer de la comida, el consumo consciente y la sustentabilidad del planeta con cultivos respetuosos con la naturaleza y con los animales.

Su inquietud por conocer más sobre la gastronomía chiapaneca comenzó desde la universidad, ya que se daba cuenta que no se difunde lo suficiente para posicionarse internacionalmente como lo han hecho la cocina oaxaqueña o la poblana, por mencionar algunas. 

Incluso, en la escuela casi no estudiaron sobre cocina chiapaneca, por eso buscó la oportunidad de dar a conocer la variedad y riqueza que tiene en Chiapas, precisa Ruiz Sántiz.

La chiapaneca fundó en 2016 “Kokono”, su primer restaurante de comida tradicional, ue sigue los sabores chiapanecos, pero dandole un toque personal, eso, junto al trabajo con productores locales y el impulso y capacitación que da a jóvenes indígenas la llevó a figurar entre una de las 50 promesas gastronómicas.

Además de sus creaciones, “Kokono” destaca por ser un equipo integrado únicamente por mujeres jóvenes que quieren seguir estudiando.

Back to top button