¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

Glucosa a la alza: 4 factores que te ponen la sangre “dulce”

Conoce las causas por las que te puede dar diabetes

La glucosa (también conocida como azúcar) es una sustancia que se encuentra en la sangre de los seres humanos; en general, los niveles de azúcar en la sangre deben ser inferiores a 140 miligramos por decilitro (ml/dL) después de los alimentos, eso significa que estás sano.

También te puede interesar: ¿Sabes qué son los “polis” de la diabetes? Checa estos 4 síntomas

Síntomas de la glucosa alta

Los niveles de glucosa deberán ser 100 ml/dL en ayuno. Cuando se ingieren los alimentos, sube hasta los 140 ml/dL, pero no deberán pasar de esta cifra; es decir, si los valores son más elevados, existe algún problema.

Noticias relacionadas

El alza del azúcar no es tan súbita como el descenso; cuando se elevan sus niveles, algunas personas indican que comienzan a orinar con mayor frecuencia —porque la glucosa debe salir del cuerpo a como dé lugar— y, por consecuencia, hay deshidratación. 

Así es como aparecen la boca y los ojos secos. Además, como el azúcar no se metaboliza correctamente, la persona comienza a perder peso corporal. Aunque el paciente se verá muy flaco, los niveles de glucosa se mantendrán arriba.

Recuerda que la obesidad no es sinónimo de diabetes, pero sí te predispone. Por ello, si tienes algunos kilogramos de más, vale la pena que los comiences a bajar, especialmente si tienes familiares directos (abuelos o padres) con diabetes.

4 factores que elevan la glucosa

  1. Comidas copiosas. Cuando ingieres tus alimentos, enseguida la glucosa de tu cuerpo sube. Si haces una comida copiosa —llena de carbohidratos—, los niveles se dispararán aún más.
  2. Evitar o detener la práctica de ejercicio físico. A fin de quemar la glucosa que ingieres con tus alimentos, es necesario realizar una rutina diaria de ejercicio . Si tu cuerpo está acostumbrado a la actividad física y de pronto dejas de hacerlo, tus niveles aumentarán.
  3. Vivir con estrés. Los estados de tensión emocional generan que tu cuerpo siempre esté alerta para resolver “algo” y, con ello, vas acumulando energía para cuando llegue el momento de actuar. Así que tus niveles de glucosa estarán constantemente elevados. 
  4. Ingerir ciertos medicamentos. La familia de los fármacos para la gripa que contienen apinefrina elevan la glucosa, así como los jarabes y pastillas o caramelos contra la tos y la garganta seca. Asimismo, los diuréticos y los corticoides.

Back to top button