¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Finanzas

Asegurar tu casa contra fenómenos naturales ¿gasto o inversión?

En México, solo el 26% de las viviendas tiene un seguro de casa habitación, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros

¿Sabías que un seguro de vivienda puede proteger tu casa contra fenómenos naturales? Si bien, diversas compañías de seguros cuentan con coberturas contra sismos, inundaciones y hasta erupciones volcánicas, ¿realmente vale la pena contratar este tipo de coberturas? La respuesta es sí, y son varias las razones para que lo consideres.

También te puede interesar: Si contratas un seguro médico, checa las condiciones de póliza

Poca cultura de la prevención

En México, solo el 26% de las viviendas tiene un seguro de casa habitación, de los cuales 19.5% lo contrata a través de un préstamo hipotecario y solo el 6.5% lo adquiere por cuenta propia, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

De acuerdo con información de Rastreator México, aunado a la crisis económica que se vive a nivel global debido a la pandemia por Covid-19, la cultura de los mexicanos no es previsora.

En México, las personas comienzan a tomar precauciones hasta que ocurre un siniestro o percance, lo cual dificulta la penetración de los seguros en muchos ramos, especialmente en las pólizas de hogar.

¿Son caros los seguros contra fenómenos naturales?

Las principales razones por las que las personas no contratan un seguro de casa contra fenómenos naturales, según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera son:

  • Las consideran caras
  • Gasto innecesario
  • No saben dónde contratarlas
  • No se las han ofrecido

Aunado a esto, Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com, explica que una parte de la población percibe el riesgo de un fenómenos naturales o eventualidades como bajo o limitado. 

Consecuencias de no proteger tu casa contra fenómenos naturales

Los dueños de las casas no aseguradas, en caso de un siniestro, deberán enfrentar algunos gastos subsecuentes como:

  • Reconstrucción de la casa
  • Adquisición de nuevo mobiliario
  • Indemnización a terceros (en caso de haberlos)
  • Gastos hospitalarios (en caso de haberlos)

Quienes tienen el respaldo financiero de una aseguradora, no pasan por esta responsabilidad solos. Sino que pueden ayudarse de la suma asegurada o de las coberturas de Responsabilidad Civil para indemnizar a terceros, de acuerdo Rastreator México. Sin duda, es la mejor forma de proteger tu casa contra fenómenos naturales.

En un desastre natural, hasta el 82% del total de las pérdidas económicas podrían ser consecuencia de inmuebles no asegurados, explica la reaseguradora Swiss Re. Bajo este precepto, en México, los costos equivaldrían a 0.242 % del Producto Interno Bruto (PIB).

Tipos de cobertura

De acuerdo con la AMIS y Condusef, en términos generales, los seguros de hogar protegen ante:

  • Riesgos derivados de fenómenos de la naturaleza e hidrometeorológicos (terremotos, huracanes, avalanchas de lodo, granizo, heladas, inundación, lluvias torrenciales, marejada, golpe de mar, nevada y vientos tempestuosos)
  • Riesgos derivados de incendio, rayo o explosión
  • Responsabilidad civil en virtud de que el asegurado perjudique a un tercero en sus bienes o personas.
  • Robo total del contenido del inmueble o bien material
  • Rotura de cristales, ampara el pago de interiores y exteriores, a causa de fuertes vientos o vendavales.
  • Contra el robo de joyas, orfebrería, relojes y pieles que se encuentren dentro del inmueble asegurado.

Antes de contratar

En el momento de contratar un seguro de hogar, hay varios puntos que debes tener claros para garantizar que tu elección está siendo la correcta:

Condusef recomienda que antes de contratar debes buscar información y hacer que esta se convierta en tu mejor aliada al momento de proteger tu patrimonio.

Antes de contratar tu póliza de seguro de hogar, verifica que esta cuente con:

  • Precio del seguro.
  • Daño que puede ser indemnizado por la aseguradora.
  • Obligación de la asegurada en hacerse cargo, hasta el límite de la suma asegurada de las consecuencias económicas derivadas de un siniestro.
  • Lo que no cubre el seguro.
  • Porcentaje del deducible.

Back to top button