¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Finanzas

6 señales claras que te advierten sobre un posible declive financiero

Al paso de los años se generan dificultades para manejar el dinero de forma efectiva. ¡Mantente alerta ante el declive financiero!

El declive financiero es cada día más común debido a que la población en México está envejeciendo y la mayor parte presenta problemas para realizar sus movimientos de dinero de forma efectiva y segura. Por ello, es necesario prevenir el riesgo de fraudes, desfalcos o movimientos bancarios erróneos.

Existen algunas señales de advertencia que pueden guiar a la persona adulta mayor, o a quienes lo rodean, respecto si ya está apareciendo el declive financiero, de acuerdo con el Fondo Nacional de Educación Financiera (National Endowment for Financial Education) de Estados Unidos.

También te puede interesar: Dinero: 5 formas de ayudar a tus padres con sus finanzas

6 señales de declive financiero

A veces es difícil reconocer que las habilidades financieras, y de otro tipo, se van perdiendo por el paso de los años. Sin embargo, es preferible estar alertas. Estas son las señales del declive financiero:

  1. Tardar más en completar las tareas financieras diarias.
  2. Mostrar una atención reducida a los detalles en los documentos financieros.
  3. Presentar una disminución de las habilidades matemáticas cotidianas.
  4. Mostrar menos comprensión de los conceptos financieros.
  5. Tener menor capacidad para identificar oportunidades financieras.
  6. Perder el dinero o extraviar documentos financieros.

Estas son algunas señales pero existen muchas más, y cada una depende de las habilidades que antes mostraba cada persona en lo individual. Por ejemplo, si se hacían pagos de nómina y hoy cuesta mucho trabajo hacerlos, es necesario revisar las capacidades cognitiva de la persona.

Te puede interesar: ¿Sabes cómo elegir la mejor afore? Checa estas 3 cosas importantes

Además, otras señales del declive financiero son: algunas personan muestran poca tolerancia (enojo, tristeza y frustración) a los cambios y se rehúsan a realizarlos. Por todo ello, se recomienda una visita con el geriatra y el neurólogo.

El experto médico será el encargado de conocer si la persona tiene un problema de capacidad cognitiva que se pueda resolver o está ya en franco proceso de demencia por la edad.

Si fuera el caso, la familia del adulto mayor es la que deberá hacerse cargo de sus  finanzas y se recomienda que sean dos o tres personas las que sean los responsables del manejo del dinero.

Back to top button