¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Finanzas

Correo basura: evita fraudes financieros deshaciéndote de los llamados “spam”

En tu correo electrónico, nunca abras mensajes que realmente no quieres ni necesitas porque pueden ser maliciosos

Es posible que tu correo electrónico (mail) se sature cada día más con basura, es decir, esos mensajes que realmente no quieres ni necesitas y, por el contrario, pueden ser maliciosos. Enseguida te proporcionamos algunos consejos para evitar fraudes mediante los spam (coreo basura).

¡Ojo con los correos fraudulentos!

Existen un gran número de compañías que te piden tus datos y después venden o intercambian esas bases de datos con otras empresas y, de pronto, te llegan mails de diversa índole que nunca pediste.

Lo primero que debes hacer es manejar dos direcciones electrónicas, uno para tu uso personal y otro para tus mensajes profesionales, de trabajo o de negocios; el fin es que lo puedas proporcionar cuando un tercero (que no sea tu familiar ni amigos ni de trabajo) te lo pida.

También te puede interesar: 5 formas de fraudes financieros en línea, ¡ponte alerta y no te dejes!

¿Sabías que la cantidad de mails basura que recibe una persona, especialmente un adulto mayor, es una señal de su riesgo de fraude? Esto debido a que las personas mayores de 65 años no saben distinguir bien a bien un mensaje malicioso. Enseguida algunos consejos para deshacerte de este tipo de mensajes:

  1. Señalarlos como spam y eliminarlos periódicamente. Nunca los abras porque podrán tener acceso a sus datos en la computadora o el teléfono.
  2. Evita abrir supuestos mensajes que sean del banco, de sorteos o loterías, puesto que no son en realidad lo que dicen. Si requieres hacer algún movimiento con tu banco, es mejor acudir a la sucursal o llamar por teléfono.
  3. Evita proporcionar tu nombre y correo a todas las personas que te lo pidan, pues tus datos pueden estar disponibles en múltiples listas que los estafadores usarán para contactarte.
  4. Solicita que te den de baja de esos bases de datos, pide ayuda a algún familiar para que te explique el proceso. Recuerda que nadie debe cobrarte nada por cancelar esos mails.

Te puede interesar: Compras en línea: 7 consejos útiles para evitar los temidos fraudes

Recuerda que algunos remitentes piden donaciones de montos muy bajos, de 50 a 100 pesos, pero lo mandan cada semana y cuando la personas no recuerda que ya donó o aportó a esa causa, podría perder más dinero, especialmente cuando se vive con Alzheimer o alguna enfermedad que conlleve problemas de memoria o ejecución.

Back to top button