¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Finanzas

3 razones por las que los abuelos sí pudieron comprar una casa

La devaluación del peso mexicano, impide a las nuevas generaciones la compra de casas e incluso departamentos

Comprar una casa hace 40 o 50 años no era tan difícil como lo es actualmente. Pues el dinero en esa época sí valía. Es decir, lo que se ganaba, en promedio, en los años 70 alcanzaba para comprar un casa, sí con esfuerzo, pero hoy en día se necesita casi un milagro para poder comprar una casa, pues en la zona céntrica de la capital cuestan, en promedio, de seis a 12 millones de pesos.

También te puede interesar: El Museo Casa Presidencial Lázaro Cárdenas celebra su primer aniversario

3 razones por las que sí pudieron comprar una casa en el pasado

1. El salario mínimo diario valía más. Por ejemplo, en 1970 era de 27.93 pesos en promedio, significa que sólo se necesitaría mil 74 días de salario completo para comprar un terreno que se ofertaba en aquellos años. Por supuesto que había salarios más altos y otros mucho menores, pero en general, los trabajadores tenían un salario que les permitía vivir cómodamente.

De acuerdo con la calculadora de inflación del Inegi, la inflación durante 5 décadas ha sido de 904,114.39% , lo que significa que 1 peso en el México de los años 70 equivale hoy a más de 9 mil 26 pesos. ¡Claro que el valor del dinero no es el mismo! Por eso, para los jóvenes de hoy es bastante complicado comprar una casa, tampoco les alcanza para un departamento.

2. Había menor demanda. De acuerdo con el Inegi, durante los últimos 70 años, la población en México ha crecido poco más de cuatro veces. Por ejemplo, en 1950 había 25.8 millones de personas; en 2021 hay 128 millones. Ello significa que las casas, departamentos, rentas y viviendas compartidas se incrementaron en su precio. Hoy en día, no hay más espacios para construir y vivir en la periferia de la capital, también se está volviendo inaccesible.

3. Los jóvenes de hoy buscan compartir no comprar casa. Cada día más jóvenes prefieren compartir casas o departamentos y no embarcarse en la compra de un inmueble que es altamente costoso. Los roomies hoy pueden encontrar espacios compartidos, en la Ciudad de México, de entre 2 mil 500 pesos hasta 6 mil pesos, con todos los servicios incluidos.

Back to top button