¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Paladar

Fibra: 3 ricas razones para comerla

Con el paso de los años el tránsito intestinal se vuelve más lento, ¡actívalo con los beneficios de la fibra!

¿Cuánta fibra comes? En México, los adultos consumen entre 16 y 18 gramos de fibra al día, una cantidad mucho menor a la recomendada: entre 25 y 30 gramos cada 24 horas.

Este alimento es esencial para la correcta nutrición de tu cuerpo; también es ideal para mantener tu sistema digestivo saludable. Esto debido a que la ingesta de fibra contribuye al proceso digestivo en general y a la función intestinal regular.

También te puede interesar: La importancia de los cereales en la dieta de los adultos mayores

Noticias relacionadas

3 beneficios de la fibra

Antes de darte a conocer los alimentos que contienen fibra, te invitamos a conocer los múltiples beneficios de su ingesta:

  • Proporciona una sensación de saciedad; por eso, si quieres bajar de peso o reducir el colesterol, la fibra es un excelente aliado. 
  • Ayuda a que prosperen las bacterias digestivas amigables, así poco te enfermarás del estómago y los beneficios de los alimentos serán más óptimos.
  • Incrementan el bolo intestinal. Por ello no tendrás dolor para evacuar ni estreñimiento.

Por estas razones y muchas más, te recomendamos comenzar a incluir mayores cantidades de fibra en tu dieta. Si no sabes por dónde comenzar, te proporcionamos una guía sencilla para que vayas poco a poco.

Te puede interesar: Las Mujeres del Maíz: la cocina tradicional nunca tuvo más sabor

Recuerda que lo ideal es que la consumas de manera natural, es decir, la contenida en los alimentos: acelgas, lechuga, brócoli, papas con cáscara, zanahorias y espinacas (crudas, las cocidas disminuyen notablemente su porcentaje de fibra).

Todas les leguminosas: frijoles, habas y lentejas tienen altos porcentajes de este nutrimento, así que ingiérelas al menos dos veces por semana. También incorpora los ejotes y espárragos a tu dieta.

Las manzanas y las peras con cáscaras, así como las piñas, contienen un gran cantidad de fibra, por ello debes comerlas constantemente. Eso sí, evita comerlas en almíbar o hervidas, porque pierden casi todos sus nutrientes.

Puedes combinar verduras y frutas en tus ensaladas y agregarles cacahuates, pasas o ajonjolí para incrementar la fuerza nutritiva de tus alimentos.

Back to top button