¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Familia

La importancia de la socialización en la tercera edad ¡No los dejes solos!

Los adultos mayores que mantienen un círculo social activo y constante, tienden a ser más saludables en general

La socialización es un aspecto muy importante para conservar o procurar un estado saludable. Estudios han demostrado que los adultos mayores que mantienen un círculo social activo y constante, tienden a ser más saludables en general y gozan de mayor estabilidad emocional. Tener amigos no solo es cuestión de la juventud.

También te puede interesar: El cerebro se fortalece con las amistades, la ciencia lo confirma

¿Qué es la socialización?

La socialización es el proceso mediante el cual el ser humano aprende, en el transcurso de su vida, los elementos socioculturales de su medio ambiente y los integra a la estructura de su personalidad bajo la influencia de experiencias, sucesos y de agentes sociales. 

De esta manera, la socialización ocurre en diferentes escenarios:

  1. En el hogar, con los demás integrantes de la familia
  2. En los centros educativos
  3. Durante la jornada laboral
  4. Cuando se acuden a fiestas y otros eventos sociales

Sin embargo, el adulto mayor ya no tiene esos escenarios para poder socializar, además, muchos de ellos viven solos y no conviven con otros. Por ello, es importante que sigan con actividades sociales que les permitan seguir en convivencia con los demás, pues la mente nunca deja de aprender.

¿Por qué es importante la socialización en los abuelos?

Los adultos mayores con una vida social plena desarrollan menos dificultades físicas, cognitivas y emocionales en comparación con sus iguales, pero que se encuentran aislados o con poca convivencia con otros. Hay diversas formas en que la socialización puede mejorar la salud de las personas mayores:

  • Reducción del estrés. Los adultos mayores que son socialmente activos manejan mejor el estrés. Esto conduce a aumentos importantes en la salud cardiovascular y a un sistema inmunológico mejorado. 
  • Una vida más larga. Los altos niveles de socialización en las personas mayores ayudan a aumentar la longevidad. 
  • Más fitness. Los adultos mayores con diversos apoyos sociales tienen más probabilidades de hacer ejercicio con regularidad, lo que genera una serie de beneficios físicos, mentales y cognitivos.  
  • Riesgo reducido de depresión. La socialización constante reduce la probabilidad de que las personas mayores experimenten la depresión causada por el aislamiento y la soledad.  
  • Menos ansiedad. Del mismo modo, la socialización de personas mayores también reduce los niveles de ansiedad. 
  • Mayor autoestima. La socialización ayuda a las personas mayores a mantener su autoestima y sentido de valor.  

De acuerdo con Retirement Life-Commnunities algunas acciones que te ayudan a socializar y que puedes comenzar desde hoy mismo son:

  1. Construye y mantén relaciones positivas con los nietos, primos, vecinos y todos aquellos que estén cerca de ti o que vivan lejos.
  2. Busca hacer un voluntariado en tu comunidad o lejos de ella, pues siempre buscan personas que puedan ayudar a otros.
  3. Aprovecha los recursos de la comunidad, como los descuentos para personas mayores, las visitas guiadas gratis y otras propuestas en tu localidad.
  4. Múdate cerca de familiares y amigos. Si te sientes muy solo puedes visitar o mudarte cerca de amigos y familiares, ellos te pueden hacer compañía más frecuentemente. También puedes irte de viaje con amigos y familia. El objetivo es mantenerte ocupado y conviviendo con otras personas.
  5. Organiza actividades sociales por tu cuenta e incluye a personas mayores que puedan estar experimentando aislamiento o soledad. 
  6. Cuida a alguien más. Por ejemplo, qué te parece tener una mascota, un amigo por carta, chat o videollamada. También puedes retomar relaciones con amigos que ya no frecuentas, puede ser un buen momento para visitarlos o compartir buenos recuerdos.

Back to top button