¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi FamiliaMi Espiritualidad

Proceso de duelo en el adulto mayor, 4 consejos para darle consuelo

Arrópalo cuando vaya perdiendo amigos y familiares de su generación para que su duelo sea más llevadero

El duelo en los años dorados es distinto, pues algunos adultos mayores se van quedando solos: es común que amigos, familiares y conocidos de su generación se vayan acercando al final de su vida, y la persona adulta mayor los va perdiendo poco a poco.

Duelo y luto en el adulto mayor

La amistad en la etapa de la ancianidad comienza desde muy temprana edad y cada día más abuelos se van quedando solos, pues sus amigos y pareja parten de este plano de existencia.

En ese momento llega la sensación de intensa soledad, de acuerdo con Lourdes Mejía Trejo, certificada en Habilidades Socioemocionales por el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (Conocer/SEP).

También te puede interesar: Necesidad espiritual: ¿has oído hablar de este concepto?

Y es que los adultos mayores hicieron planes con pareja, amigos y familiares desde edades tempranas; fortalecieron lazos entrañables y cuando se van, pierden esos cariños, el dolor es muy grande y a veces, incluso, es complejo lidiar con el duelo.

La autora Ana Quindlen, en su libro Muchas velas, mucho pastel (Lots of candles, plenty of cake) asegura que los viejos amigos “te conocen y aun así, te aceptan“.

El orden natural de la vida

“Si bien todos sabemos que la muerte es parte de la vida, nos cuesta reconciliarnos con ella”, afirma Mejía Trejo.

Por su parte, el escritor Alan Wolfelt, consejero de duelo y fundador del Centro de Pérdida y Transición de la Vida (Center for Loss and Life Transition), comparte: “con el envejecimiento, viene la muerte inevitable de aquellos a quienes amamos. Sin embargo, es una oportunidad y fiel recordatorio para vivir, amar y llorar tan plenamente como podamos“.

Te puede interesar: 3 consejos espirituales para quien está cerca del “gran tránsito”

4 consejos para el consuelo

1. Reconoce el duelo

Es importante reconocer el impacto de la pérdida y el posterior proceso de duelo. Por ejemplo, para algunos el fallecimiento de un amigo puede ser más impactante incluso que el de un miembro de la familia, debido a los lazos emocionales y de historia conectados a la persona.

Es relevante no minimizar la pérdida de tu adulto mayor, no lo conviertas en un doliente olvidado, pues existe un intenso sufrimiento interno, del cual la gente a su alrededor no parece darse cuenta, o no se da el tiempo de apreciar la profundidad de esas emociones y sentimientos.

2. Avanza

Ayúdale a honrar la pérdida, dando gracias a lo bueno y malo vivido con la persona, agradeciendo lo aprendido con la persona; ayuda compartir lo que está sintiendo tu adulto mayor, escribir una carta puede ser una excelente idea. Debe hacer catarsis de lo que está sintiendo.

Te puede interesar: Atención psicológica: un apoyo que todos necesitamos alguna vez

3. Cuidarse unos a otros

Cuando llegue el turno de apoyar a otro, no dudes en hacerlo; la gente necesita compartir y hablar lo que siente. Por ejemplo, si fallece tu adulto mayor, tal vez recibas muchas llamadas de tus amigos y es necesario atenderlos.

4. Buscar ayuda

Si el dolor y el proceso de duelo se han convertido en depresión, es conveniente buscar la ayuda de un profesional. En ocasiones al no reconocer las emociones y sentimientos frente al proceso de muerte, las personas suelen aislarse y corren el riesgo de desarrollar una depresión de leve a grave. Solicita un terapeuta que pueda ayudar en el proceso de tu adulto mayor.

“Día a día tenemos la oportunidad de vivirla a plenitud, reconozcamos el valor de las personas que nos rodean, seamos agradecidos por tenerlas en nuestra vida. Las pérdidas son un recordatorio para continuar con nuestro crecimiento personal. Sin embargo, es fundamental apoyar al adulto que se va sintiendo solo”, afirma la experta en manejo de emociones.

Back to top button