¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Familia

Divorcio después de los 50, más común de lo que crees

En los últimos 20 años se han triplicado los divorcios en México

El divorcio después de los 50 años es más común de lo que imaginas. Sin importar cuántos años llevan juntos y si tienen o no hijos (de cualquier edad), cada día se registran más separaciones. Al respecto, The Journals of Gerontology  indica que una de cada cuatro personas que se divorcian en Estados Unidos tienen más de 50 años, y más de la mitad de esos divorcios ocurren después de 20 años de matrimonio.

También te puede interesar: Divorcio gris: los hilos de plata pueden anunciar una separación

Divorcio después de los 50 y a cualquier edad a la alza

El Instituto de Estadística y Geografía (Inegi) precisa que, en México, por cada 100 matrimonios en 2019 ocurrieron 31.7 divorcios, relación que se duplicó en la última década. Además, el organismo informa, que casi la mitad de los matrimonios, el 47%, duraron más de seis años y menos de 21 juntos.

Los divorcios legales se han incrementado, pero, también, en México, existe un número importante de separaciones informales. El Inegi ha registrado el incremento:

  • En 1980 se divorciaba 4.4% de los matrimonios
  • En 1990 se divorciaba 7.2% de los matrimonios
  • En 2000 se divorciaba 7.4% de los matrimonios
  • En 2000 se divorciaba 11.8% de los matrimonios
  • En 2012 se divorciaba 17% de los matrimonios
  • En 2016 se divorciaba 25.7% de los matrimonios
  • En 2019 se divorciaba 31.7% de los matrimonios
  • En 2020 se divorció 57.26% de los matrimonios

De acuerdo con el Inegi, la edad promedio de los mexicanos, al contraer matrimonio, es de 33 años ellos y ellas a los 30; y de divorcio es de entre 46 a 50 años de edad. “Las personas comienzan a divorciarse cuando ya no tienen un plan de vida juntos, cuando los hijos han crecido y ellos no encuentran proyectos para compartir”, precisa la psicóloga Ana Patricia González Rodríguez, académica del Claustro de Sor Juana.

Los estados con mayor número de divorcios son:

  1. Campeche
  2. Nuevo León
  3. Sinaloa

¿Cómo divorciarse sin dañar a otros?

En México, el Código Penal indica que existen cuatro tipos de divorcio:

  • Divorcio voluntario o por mutuo consentimiento. Procede cuando ambos cónyuges, de común acuerdo acuden ante el juez de lo familiar, solicitan el término de su matrimonio.
  • Divorcio incausado. Se caracteriza porque la solicitud de divorcio es presentada de manera unilateral, es decir, que uno de los cónyuges acude a solicitar el divorcio sin la necesidad del consentimiento del otro cónyuge.
  • Divorcio administrativo. Procede cuando ambos consortes son mayores de edad, sin hijos y hayan convenido el divorcio de común acuerdo liquidando la sociedad conyugal, en caso de haberse casado por ese régimen.
  • Divorcio necesario. Es promovido cuando uno de los cónyuges lo solicita con base en diferentes situaciones: infidelidad, violencia, abandono y un largo etcétera.

La palabra divorcio significa disolver, separar, apartar a las personas que vivían en una estrecha relación y a fin de llevar un divorcio sin dañar a ninguno de los involucrados es necesario que se tenga claridad en las funciones de cada parte, pues divorciarse de la pareja no significa el abandono económico o emocional para con los hijos.

Es probable que haya muchos factores que contribuyen al divorcio después de los 50, sin embargo, hoy en día a diferencia de las generaciones anteriores, tiene mucho que ver con la felicidad de cada individuo.

“En el pasado las personas creían que cuando se casaran serían, automáticamente, felices, pero sabemos que la felicidad individual no depende de otros (pareja o hijos), sino de lo que cada persona busque para ser feliz”, González Rodríguez, quien afirma que el divorcio después de los 50 es más solicitado por ellas.

Así, hoy las mujeres tienen la oportunidad de estudiar, trabajar y hacerse de recursos económicos para la vida. Incluso, un número importante de ellas, no quiere ni desea ser madre. Por todo eso, el divorcio después de los 50, es mucho más fácil que en el pasado, pues el proyecto de vida de las mujeres, en México está más allá de aquellos que a las mujeres de los 40, 50 y 60 les permitían tener.

Back to top button