¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi EstiloMi Salud

ABC de la reconstrucción mamaria para recuperar la forma y sensibilidad

La reconexión de los nervios favorece evitar lesiones por presión y mejora la satisfacción

La reconstrucción mamaria es un procedimiento quirúrgico que devuelve la forma y la apariencia de los senos después de la pérdida completa o parcial de ellos, indica Andres Mascaro, cirujano plástico y reconstructivo del Departamento de Cirugía Plástica y Reconstructiva en Cleveland Clinic Florida.

También te puede interesar: Ofrece IMSS mastectomía para pacientes con cáncer de mama

Causas más comunes de la reconstrucción mamaria


La reconstrucción mamaria se realiza en contexto de la pérdida parcial o total de los senos como en ciertas condiciones médicas, entre las que se encuentran:


Mastectomía (resección completa de la mama casi siempre en el contexto de cáncer de mama).
Tumorectomía (resección parcial de la mama casi siempre en el contexto de cáncer de mama también).
Ciertas condiciones genéticas donde el seno no se desarrolla en forma completa o parcial.
Pérdida parcial o total de la mama después de un trauma o quemadura severa.

¿Cuántos tipos de reconstrucción mamaria existen?

De acuerdo con Andres Mascaro, de forma general, existen dos grandes grupos se puede clasificar la reconstrucción mamaria en tejido autólogo, aloplástica o una combinación de las dos.

  • Tejido autólogo significa que se usa el tejido de la paciente (del abdomen, de la espalda o piernas) como base para reconstruir el seno.
  • La reconstrucción aloplástica es el uso de algún tipo de implante como base final para la reconstrucción. En algunos casos se combina estas dos opciones para la reconstrucción del seno.

Brindar sensibilidad, la clave

Sin embargo, más allá de la técnica es importante que no solo tenga la apariencia de una mama natural sino que además tenga la capacidad de tener sensación. Puesto que la gran mayoría de las reconstrucciones mamarias no van a producir una mama con sensibilidad.

“Lo ideal es reconstruir la mama con el tejido propio de la paciente. Por ejemplo, la zona donadora más común es el tejido abdominal (el mismo tejido que se reseca y se elimina durante una abdominoplastía o tummy tuck). De esta manera, dicho tejido se transfiere al pecho y se ocupa para reconstruir el montículo mamario”, explica el entrevistado.


En el proceso de levantar o disecar el tejido abdominal (colgajo) se identifican nervios cutáneos que se marcan y cortan. Al mismo tiempo se identifican los nervios que daban sensibilidad a la mama que se cortaron durante mastectomía en el pecho. “Una vez que se transfiere el tejido abdominal al pecho se conectan los nervios del colgajo abdominal con los nervios del pecho. Eso se hace generalmente ocupando un injerto de nervio cadavérico para unir los cabos de los nervios. Para hacer esto se emplea técnica microquirúrgica con un microscopio, ya que los nervios tienen un diámetro de 2-3mm”, precisa Andres Mascaro.

¿Por qué es importante re-sensibilidad?


La primera razón es que la mama que tiene sensación es capaz de percibir presión, por lo tanto, la paciente evita que se desarrollen heridas en la mama por exceso de presión que no siente. Por ejemplo, el uso de un brassiere muy
justo. La segunda razón, y quizás la más importante, es que se ha demostrado a través de varios estudios que la satisfacción de la paciente después de una reconstrucción mamaria neurotizada (con reconexión de nervios) es considerablemente más alta cuando se compara a con una reconstrucción no neurotizada.

¿Cuál es el futuro de la reconstrucción mamaria?

“A corto plazo creo que el desarrollo de más y mejores técnicas de reconstrucción con tejido autólogo y obviamente con neurotización de la mama. A largo plazo, sería el desarrollo y puesta en práctica clínica el uso de matrices bio-celulares que se pondrían en el seno y que serían capaces de producir el regeneramiento de tejido propio dentro de esas matrices y ser la base para el seno“, indica Andres Mascaro, cirujano plástico y reconstructivo del Departamento de Cirugía Plástica y Reconstructiva en Cleveland Clinic Florida.

Back to top button