¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Espiritualidad

3 ejercicios que fortalecen tu espíritu y te pondrán en paz interior

Prueba esta "receta" sencilla para mejorar tu entorno y ser más feliz, equilibrando tu espíritu y tus emociones

¿Cómo fortalecer tu espíritu? Algunos expertos en teología explican la importancia de vivir en paz contigo mismo. Por ello, te damos algunas recomendaciones para que las pongas en práctica y logres esa tan ansiada tranquilidad espiritual.

3 ejercicios para el espíritu

Prueba esta receta para fortalecer tu interior, que incluye una combinación de tres estrategias físicas y emocionales. Impleméntalas desde ahora y evalúa si te sientes con más calma tras llevarlas a cabo. Recuerda que debes ir paso a paso.

También te puede interesar: Matthieu Ricard: te presentamos al “hombre más feliz del mundo”

1. Ejercicio, la clave

El aire fresco y el ejercicio son una combinación poderosa para levantar el ánimo. El ejercicio regular puede ayudar a mejorar tanto tu salud como tus emociones.

La actividad aeróbica como caminar, andar en bicicleta o correr libera hormonas estimulantes del estado de ánimo que pueden reducir el estrés y generar una sensación de bienestar.

Además, cuando tus músculos se contraen en un patrón repetitivo, como lo hacen cuando caminas, nadas o realizas actividades como el yoga, aumentas los niveles de una sustancia química cerebral llamada serotonina, que es el objetivo de muchos antidepresivos.

Los niveles más altos de serotonina están asociados con un mejor estado de ánimo. De hecho, en un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se encontró que sólo 90 minutos a la semana de actividad proporcionaban mejoras en el estado de ánimo similares a un antidepresivo.

Te puede interesar: Yoga: 9 consejos para iniciar tu búsqueda de la paz interior

2. Aprecia los pequeños placeres

Las pequeñas molestias pueden arruinar el mejor día: perder las llaves o golpearse el dedo del pie pueden ser momentos que generen disgustos.

Varias investigaciones demuestran que tomarse el tiempo para apreciar los momentos pequeños y placenteros puede hacer que te sientas más feliz; concentrarte en los pequeños eventos diarios te hace sentir vivo.

Después de todo, los pequeños momentos constituyen la mayor parte de tu vida. Disfruta del tiempo dedicado a la jardinería (sí, las plantas en macetas cuentan) o sentado en una ventana soleada con una taza de té. O de las tardes lluviosas.

Te puede interesar: Necesidad espiritual: ¿has oído hablar de este concepto?

3. Limita tus decisiones

Tener un sinfín de opciones puede ser adecuado cuando se trata de elegir, pero en realidad tener muchas alternativas puede generar más preocupación. La felicidad y la paz mental dependen mucho de las elecciones que tomas cada día.

Sin embargo, las personas con más opciones tienen más oportunidades de arrepentirse. ¿Desearías haber elegido otra compañía de afore, otro un atuendo para convivir virtualmente con amigos?

Por eso, las personas que organizan retiros espirituales o de meditación a menudo limitan las selecciones. ¡No tener que tomar numerosas decisiones durante todo el día puede ser liberador!

¿Qué te parece comenzar el cambio de tu espíritu con estas opciones? Comienza desde hoy y disfruta la vida en compañía de los seres que más ames, pero sobre todo disfruta de ser tú mismo.

Back to top button