¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mis Paseos

Los 3 libros imperdibles de Amado Nervo

El poeta mexicano falleció un día como hoy, pero hace 102 años

Amado Nervo murió el 24 de mayo, pero de 1919, en Uruguay. Hoy, a 102 años de su fallecimiento, te recomendamos 3 libros imperdibles de este gran poeta y diplomático mexicano.

El autor mexicano cuenta con decenas de textos: cuentos, novela, poesía y ensayo son algunos de los trabajos que realizó. Entre sus obras, son muy populares tres:

También te puede interesar: Dolores Castro: maestra de la ironía y las emociones

La amada inmóvil 

En este libro se dirige al amor de su vida, un mujer que conoció en 1901 en París, ella se llamaba Ana Cecilia Luisa Dailliez, quien enfermó de fiebre tifoidea, padecimiento que le provocó una agonía lenta, hasta la noche del 7 de enero de 1912, cuando murió.

Noticias relacionadas

Así comenzaría a nacer la obra más doliente del poeta. Este libro póstumo es un homenaje a la mujer que amó.

Serenidad 

Es una serie de poemas donde el escritor expone sus pensamientos, ideas y sueños en siete partes. La primera es “Apaciblemente”, le siguen “Rimas irónicas”, “Amor”, “Ad Astra”, “Piedad”, “Penumbra” y, finalmente, “La amada inmóvil2”.

Este libro se escribió antes del fallecimiento de Ana Cecilia Luisa Dailliez y a ella le brinda muchas de estos poemas.

En voz baja

Esta reunión de poesía está divida en tres parte: “En voz baja”, “La sombra del ala” y “Un libro amable”. Este libro no es muy conocido, pero está bellamente escrito y se dice que es la autobiografía de Amado Nervo, pues así lo escribió él mismo en las primeras páginas.

¿De qué murió Amado Nervo?

El poeta mexicano Amado Nervo falleció de uremia, un trastorno del funcionamiento de los riñones; se produce cuando estos órganos ya no son capaces de funcionar correctamente y, por tanto, no pueden eliminar la urea del cuerpo, de modo que los desechos de la orina se acumulan en la sangre.

Nervo falleció a los 48 años de edad en Uruguay, donde representaba a México como diplomático. Su cadáver fue trasladado a su tierra natal por el crucero Uruguay, de la Armada Uruguaya, escoltado posteriormente por otro crucero, El Argentino.

Al llegar a La Habana, en Cuba, se unieron a esta escuadra los buques Zaragoza y Cuba. En territorio mexicano se le brindó un hermoso homenaje.

Si quieres leer gratis a este y otros autores, accede gratuitamente a la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

Back to top button