¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi FamiliaMi Salud

Abrazos: una caricia para el alma

Los adultos mayores requieren constantemente estas muestras de cariño

El abrazo de un nieto a su abuelo hace que el corazón del adulto mayor lata con más fuerza —se ejercita—, se incrementa sus niveles de serotonina (la llamada hormona de la felicidad) y le relaja los músculos. Por eso, ahora con las debidas precauciones, es importante que siempre abraces a las personas que son especiales para ti.

También te puede interesar: Juegos de mesa, motivo de diversión y convivencia familiar

Debido a la pandemia por coronavirus, un número importante de personas dejó de tener contacto físico con sus seres queridos, y justamente los abrazos dejaron de darse como medida de prevención ante el SARS-CoV-2.

Frente a esta situación, el impacto emocional fue considerable, en especial en los adultos mayores, quienes suelen estar más tiempo en soledad.

Una gran parte de los adultos de 50 o más años tienen poco contacto físico, por eso cuando se les abraza hay un enorme impacto emocional, pues los abrazos reducen la preocupación, ayudan a calmar y a transmitir tranquilidad. Es un movimiento corporal que da mucha paz a la persona que lo recibe.

No obstante, los abrazos también son benéficos para quienes los dan, pues se incrementa la felicidad, se eleva la autoestima y hay más relajamiento y calma.

Te puede interesar: 5 formas de ayudar a un familiar que tuvo Covid-19

Los abrazos fortalecen tu sistema inmunológico

Los niños y los bebés son constantemente abrazados, lo mismo ocurre con las parejas, pero los adultos mayores poco son abrazados, a pesar de que este gesto de amor les ayuda a incrementar su sistema inmunológico y, por tanto, a protegerse de enfermedades.

Por ejemplo, la Universidad de Carolina del Norte realizó un estudio con 59 mujeres y encontró algunos resultados que resultan sumamente interesantes

Después de una breve serie de preguntas y charlas generales sobre su pareja, algunas mujeres terminaron cada sesión con un abrazo de 20 segundos (a modo de agradecimiento).

Y aquellas que recibieron un abrazo de sus parejas, tenían presión arterial y frecuencia cardiaca más bajas durante las secciones de la prueba. Es por ello que los investigadores consideran que las mujeres tuvieron mejores niveles de la serotonina.

Back to top button