¿Tienes 50 años o más? Estás en la plenitud de tu vida, ¡este sitio es para ti!


Mi Salud

5 consejos para mantener tu piel hidratada y fresca

La dermis se torna seca, sensible y frágil a partir de los 60 años de edad

A partir de los 60 años de edad, la piel se vuelve más seca, sensible y frágil, por eso requiere cuidados especiales para mantenerla hidratada y libre de enfermedades dermatológicas que puedan complicarse.

Durante la llamada tercera edad, la piel suele ser olvidada, pero es importante que se presente atención para evitar trastornos dermatológicos como enrojecimiento, descamación y ulceración, de acuerdo con expertos de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD).

Por ello deben utilizarse productos que ayuden a restaurarla —especiales en personas sensibles—, pues esto favorecerá el pH y la flora cutánea, lo cual es fundamental para tener una dermis sana en esta etapa de la vida.

Te puede interesar: Mascarilla para pieles cansadas ¡Date un tiempo para ti!

Piel madura

Las necesidades de una dermis que ya cumplió 60 años o más son diferentes que en las personas jóvenes. Por ello, los expertos te recomiendan:

  1. El uso de dermolimpiadores para sustituir los jabones convencionales, pues evitarán que tensiones tu piel.
  2. Prefiere las cremas extrahidratantes con avena o aceites de aguacate, por ejemplo, que penetran suavemente sin dejarla grasosa.
  3. Utiliza un bloqueador solar, aunque permanezcas dentro de tu casa, pues por las ventanas suelen entrar los rayos solares que generan el foto-daño.
  4. Adquiere maquillaje suave que no deje tu piel reseca o con pigmentos que sean fáciles de retirar. 
  5. Siempre limpia tu rostro antes de dormir y usa una crema de noche, que te proteja durante el sueño. No importa si eres hombre o mujer, existen productos adecuados para cada caso.

No olvides que durante el envejecimiento la piel pierde firmeza, porque produce menos elastina —fibra elástica que le confieren flexibilidad— y colágeno, es decir, las fibras densas que le confieren fortaleza a la piel.

Además, hay una pérdida de grasa subcutánea importante que provoca adelgazamiento y fragilidad en la zona.

¡Ojo con el prurito!

Una de las afecciones dermatológicas más comunes es el prurito, una sensación de comezón o picazón que afecta a 50% de la población mayor de 60 años en México.

La causa más más común de este malestar es la xerosis o piel seca, aunque también puede ser un síntoma secundario de enfermedades como insuficiencia renal, psoriasis y diabetes mellitus.

Por ello, consulta a tu médico (dermatólogo o geriatra) para que brinde una atención más enfocada a tus necesidades. Recuerda nunca ponerte remedios caseros o productos de dudosa procedencia.

Back to top button